Cerca de la mitad de las compañías (el 46%) tiene más del 75% de su fuerza laboral trabajando de forma remota actualmente como consecuencia de la pandemia, cuando anteriormente a ésta, sólo el 6% aplicaba el trabajo remoto, de acuerdo con la Encuesta sobre estrategias de capital humano frente a los impactos del COVID-19, elaborada por Willis Towers Watson.

Además, el 87% de las compañías asegura que los trabajadores que laboran desde casa cuentan con la tecnología, las herramientas y los recursos necesarios para trabajar productivamente durante un período prolongado de tiempo, y el 88% de éstas ha tomado las medidas necesarias para garantizar que las personas se sientan apoyadas (por su gerente, equipo, etcétera) durante este tiempo.

“Tres de cada cinco empresas han otorgado más apoyo/orientación para trabajar desde casa, el 96% ha recurrido a los correos electrónicos regulares para mantener a todos los empleados actualizados y comprometidos con su trabajo, y el 82% realiza llamadas telefónicas periódicas para ofrecer el apoyo requerido ante los desafíos que enfrentan los empleados”, destacó Gabriel Chipoco, director de Data de Willis Towers Watson.

Sin embargo, aún con todo el apoyo brindado sólo dos de cada cinco compañías registraron un impacto positivo en la productividad de los empleados (40%); y un 38% dijo haber tenido un impacto negativo bajo o no tener impacto.

Es importante señalar que un poco más de la mitad de las compañías (54%) no tiene una fecha de finalización fijada para los acuerdos de trabajo flexibles debido a la incierta situación.

La Encuesta sobre estrategias de capital humano frente a los impactos del COVID-19 fue elaborada entre 215 compañías con operaciones en el país, dentro del periodo del 7 y el 14 de abril del 2020, por lo que la información abarca sólo dicho periodo, pero podría cambiar de acuerdo a como se vaya presentando la situación (no son cifras fijas).

Las empresas participantes en la Encuesta sobre estrategias de capital humano frente a los impactos del COVID-19 incluyen rubros como Energía y Utilidades, Servicios Financieros, Servicios Generales, Cuidado de la Salud, Tecnología de Información y Telecomunicaciones, Fabricación, Comercio, Automotriz entre otras.