La organización Reintegra trabaja desde hace más de 30 años a favor de la justicia social a través de la reinserción de adolescentes y la prevención del delito.


Porque no siempre las segundas oportunidades son malas, en este caso para tener un país menos lastimado socialmente, con más ciudadanos productivos, el objetivo es reducir la delincuencia y las víctimas de ésta, por medio de asesoría y acompañamiento individualizado tanto de los jóvenes en conflicto con la ley como de sus familias asegurando una mejor reinserción, expresa Jimena Cándano, Directora General de Reintegra.

Reintegra es una organización que desde hace más de 30 años se dedica a la prevención del delito, a través del desarrollo de actividades que ayude a niñas, niños, jóvenes y sus familias a desarrollar habilidades y capacidades en beneficio de la sociedad mexicana y así propiciar una cultura de paz y tolerancia a través de programas que reestructuren el tejido social.

“Nuestro compromiso es brindar segundas oportunidades, para lograr que estos jóvenes construyan un proyecto de vida alejado del delito. Porque si los dejamos solos los perdemos como sociedad y como país y a nadie nos conviene. Apoyándolos formamos agentes de cambio que trabajaran a favor de nuestro país, sólo juntos construiremos un México más justo y más seguro”, dijo.

Es la única institución autorizada en el Ciudad de México para dar cumplimiento integral a las medidas de libertad impuestas a los adolescentes en conflicto con la ley, lo que permite que, quien se acerque a Reintegra, cuente con una asesoría y un acompañamiento individualizado tanto del joven como de su familia asegurando una mejor reinserción.

Gracias a su modelo 96% de los jóvenes a los que apoya la organización, no reincida ni delinque nuevamente, Reintegra proporciona opciones para lograr un cambio positivo en su vida, fortaleciendo las capacidades de personas, familias y comunidades de escasos recursos económicos.

Jimena Cándano indica que, durante 2015, a través de sus tres programa: Construyendo Proyectos de Vida, Puedes Soñar y Fianzas de Libertad, atendieron de forma directa a más de 5 mil niñas, niños, jóvenes y sus familias, así como adultos. De ese total mil 755 son mujeres y 3 mil 250 hombres

Uno de las metas que tiene a corto y mediano plazo esta asociación es compartir el modelo con otros estados de la República mexicana, así como capacitar a las autoridades de diferentes estados para lograr que más jóvenes se reinserten exitosamente.

Este trabajo es una pasión para ella y una de las frases que mejor describe su inspiración por esta labor dice así: “Cada vez que un hombre defiende un ideal, actúa para mejorar la suerte de los demás o lucha contra la injusticia, genera una pequeña onda de esperanza, cruzando entre sí un millón de diferentes centros de energía, buscando que esa acción construya una corriente que derribe los muros más poderosos de la opresión y la resistencia”, Robert F. Kennedy.

Conoce los tres proyectos de Reintregra

Construyendo Proyectos de Vida: Reinserción de adolescentes, es un programa que promueve la reintegración social y familiar en adolescentes involucrados en conductas ilícitas, proporciona asistencia jurídica y atención psicológica, para los adolescentes como a sus familias y con un programa individualizado, integral e interdisciplinario, se busca el desarrollo de habilidades para construir un proyecto de vida.

Puedes Soñar: Prevención Comunitaria, está pensado para estudiar y atender la problemática del delito mediante la prevención comunitaria en la colonia Guerrero y el barrio de la Lagunilla, ofreciendo capacitación laboral, talleres artísticos, culturales, deportivos y recreativos a niñas, niños y jóvenes. Con esto, se pueden desarrollar las herramientas para cumplir sus metas, reconstruyendo el tejido social y el fortalecimiento de la comunidad.

Fianzas de Libertad: busca apoyar, en coordinación con Fundación Telmex, con fianzas gratuitas a personas de escasos recursos, que teniendo derecho a llevar su proceso penal en libertad, se encuentren privados de ella por falta de dinero. De este modo, se reduce el daño que le causa tanto al inculpado como a su familia y a su entorno social el que se encuentre en prisión.

Con estos programas, Reintegra propicia un cambio en los jóvenes en situación de riesgo o que ya cometieron un delito, con la intención de generar habilidades y opciones para que los jóvenes puedan construir un proyecto de vida positivo.