Lo La evolución del fraude en México, las áreas clave en las empresas en donde hay mayores riesgos y cómo evitarlo.


Shelley Hayes tiene el cargo de Socia Líder de Forensic de KPMG en México, especialista en el tema de fraude, colusión, lavado de dinero y asesoría en compras, habla de la evolución del fraude en México y las áreas clave en las empresas en donde hay mayores riesgos.

Hayes llegó a México en 1999, para unirse al equipo de análisis financiero sobre fusiones y adquisiciones en KPMG y en 2004 se convierte en fundadora de la práctica Forensic en esta firma, que forma parte de la red global de profesionales que proveen servicios de auditoría, impuestos y asesoría.

Shelley dice que los resultados del análisis de la tercera encuesta Perfiles Globales del Defraudador 2016 de KPMG International, indican que “hay una evolución del fraude en México, en general en las áreas claves en donde vemos los riesgos de fraudes son en el robo de dinero, mercancías, activos y, frecuente, los fraudes se dan en el área de compras y colusión con proveedores”.

Respecto a la causa más común en México, asegura que está enfocado en lo que es la malversación de activos y obtención de bienes y materiales para el beneficio personal y de otra persona.

“Los diferentes tipos de fraude han cambiado en la sofisticación a través del  uso de la tecnología, como en la ubicación de análisis de datos y recuperación de evidencia digital”, explica la especialista.

Aunque, no se puede evitar que una persona mal intencionada haga uso de la tecnología para cometer un tipo de fraude, el dueño o responsable de cada área necesitan una combinación para blindar los sistemas, por ejemplo, con pruebas de penetración, control de usuarios y limitar a los súper usuarios.

A la par, como prevención del fraude, se sugiere un monitoreo de lo que está pasando dentro de la organización, incluyendo análisis de datos de comunicación para identificar a tiempo transacciones anómalas, comunicaciones sospechosas, movimientos raros, etcétera. Se trata de una combinación entre blindar el sistema y monitorear lo que está pasando dentro de la empresa.

¿Qué empresas son más vulnerables al fraude?

En cualquier empresa de cualquier giro existen riesgos de fraude, expresa Shelley. “Aunque la incidencia puede ser en una empresa de artículos pequeños, también puede ser en el abuso en los gastos de viajes, en la fijación de los precios para ganar un contrato, sin embargo lo que he visto es que cualquier empresa corre el riesgo”.

Otra opción para que una empresa pueda protegerse es la evaluación de riesgo, que consiste en identificar dónde está su mayor riesgo. Porque por ejemplo algunas empresas se enfocan en el control de gastos de viajes, pero el riesgo grande está en el proceso de negociación de contrato.

Para ello tienen que aplicar evaluaciones de riesgo de acuerdo a su giro, porque a veces tratan de aplicar soluciones generales que no son aplicables a sus negocios.

Asegurar que otras personas no tienen las llaves de toda la empresa en todo momento, es otro aspecto importante que se debe tener en cuenta. “He visto que muchas veces los dueños o responsables de la compañía dejan en manos de sus empleados su responsabilidad de supervisión y monitoreo, confundiendo la confianza y lealtad de sus empleados, con su deber”. Razón por la que hace énfasis en separar la parte emocional de analizar los riesgos para la empresa.

Además del tema de fraude es asidua a la ópera y la lectura

Shelley Hayes, además de ser una excelente profesionista y líder en su área, es madre de familia y platica que KPMG impulsó su carrera, “me llevó a aprender y a viajar por el mundo y me trajo a México donde tengo una hermosa familia mexicana”.

Ella es mexicana nacida en Canadá y que su pasatiempo favorito, además de pasar tiempo con sus niños, es fanática de la ópera y la lectura. También, dice estar enamorada de la bella arquitectura de las calles de Guanajuato y de Praga. “La arquitectura de Guanajuato es como que te abraza es otro mundito dentro de México, es bello”.

Shelley define la palabra talento como “una exquisita mezcla de conocimientos técnicos bien fundamentados, pero con la habilidad de ejercer su imaginación y creatividad para su aplicación en el día a día”.

Y la palabra éxito para ella significa: “cada fase de tu vida tiene diferentes elementos de éxito, pero para mí es llegar a alcanzar de forma armoniosa las aspiraciones profesionales, disfrutando tu vida familiar, es decir disfrutar trabajar para vivir y tú bienestar, pero no sólo vivir para trabajar”.

En esta área laboral en la que predominan aún los hombres, asegura que nunca sintió que fuera una barrera para ella, “dejo que mi trabajo y experiencia hable por sí mismos. No dejo que los comentarios mal intencionados o negativos influyan en mí para detener mis objetivos. Claro si hay una razón para no hacerlo lo considero, pero en general dejo que mis resultados hablen por sí mismos”.