Diputada perredista advierte que los certámenes sexualizan a la mujer; no pide que se suspendan pero sí que los gobiernos no destinen dinero público a dichos eventos

Frida Alejandra Esparza Márquez una joven diputada federal de 26 años, oriunda de Zacatecas entendió que legislar sobre la equidad de género es una forma de dar la batalla en favor de las mujeres y que desde una vitrina legislativa optó por hacer política para erradicar la violencia y parar los feminicidios.

Legislar para cambiar un mundo dominado por hombres se ha convertido en un desafío contra “Ellos” y su poder.

Ése es el camino que la política mexicana decidió caminar cuando el país se cimbró ante el feminicidio de Ingrid Escamilla el 9 de febrero de 2020 y, peor aun, la indignación de una sociedad entera se apoderó de las calles en México en donde se alzó la voz colectiva para exigir justicia por el brutal asesinato de la joven y la difusión de las fotos de su cadáver.

 

 

En entrevista exprofeso con Liderazgo y Estilo la diputada Frida Alejandra comparte sus experiencias de impulsar la iniciativa de reforma, que también se conoce como la “Ley Ingrid” y de incorporar el término de «violencia simbólica»  a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

 La legisladora perredista pese a no formar parte de la Comisión de Equidad y Género en la LXIV Legislatura que dio inicio el 1 de septiembre de 2018, ha impulsado iniciativas de ley que le dan frescura en la forma de legislar con una visión de perspectiva de género.

Tal es el caso de la violencia cometida contra la joven y la publicación de fotografías dolorosas, descriptivas, que no tomaron en cuenta la dignidad de la víctima, integridad de los familiares y que “difundieron sin moderación los medios y en redes sociales”, dijo.

La iniciativa se centra en tres cosas:

  1. Sancionar a servidores públicos que divulguen imágenes, videos, información y documentos que son parte de las investigaciones que están en proceso penal,
  2. Puntualizar los límites de la libertad de expresión el tema de la violencia mediática cuando trasgreden derechos y
  3. Evitar la normalización de la violencia.

La iniciativa fue presentada en el Congreso federal, pero también en el Congreso de Zacatecas que reforma artículos del Código Penal, para que la difusión de información por parte de los servidores sea un delito y tenga sanciones específicas de tipo económico, administrativo y hasta ocho años de cárcel para quien difunda fotografías relacionadas con delitos por motivos de género.

Las consignas: “todos somos iguales”, “tod@s tenemos los mismos derechos», ni más, ni menos; trátese de quien se trate en un Estado de derecho, afirman colectivos feministas.

Los hombres agresores no se aceptan como antagonistas y se rehúsan a perder una supuesta superioridad masculina, por ello urgen leyes y juzgadores que apliquen el peso de la justicia contra los feminicidas.

Ante las cifras escandalosas de incremento de feminicidios, que informa el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), más de 10 mujeres fueron asesinadas cada día durante 2020.

 

 

Lejos de disminuir, los delitos contra mujeres y niñas se incrementó, en 2015 se registraron 411 delitos tipificados como feminicidios. En 2016 aumentaron a 605, en 2017 fueron 742, en 2018 contabilizaron 893, en 2019 se incrementó de forma alarmante a 940, mientras que hasta noviembre de 2020 oficialmente fueron 860, revela cifras del SESNSP.

 

La CNDH no responde a las quejas. Está maniatada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Asimismo, dijo que dicha iniciativa busca no depender únicamente de los servidores públicos, sino darle herramientas a los ciudadanos y a los familiares de las víctimas para que ellos se defiendan en caso de que el Estado o el gobierno no reaccione como lo ha hecho la CNDH.

La perredista también echó andar una iniciativa en marzo de 2020, que fue aprobada en el pleno y que ya se dictaminó en comisión. Primero, fue aporbada por unanimidad, luego en el pleno con una gran mayoría de diputados, solo dos en contra: Tiene que ver con la “violencia simbólica”. 

La cual se incorpora a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida Libre de Violencia, que tiene que ver con concursos de belleza y la  violencia mediática, es decir,  cómo se comunica la noticia, la cual se necesita cambiar con perspectiva de genero sin culpabilizar o revictimizar.

La iniciativa no prohíbe los certámenes de belleza.