Diciembre y las celebraciones tradicionales de Navidad y Año Nuevo llegaron, por lo que Restaurantes Toks encendió el árbol, vivo y en maceta. En esta ocasión, los adornos de la comunidad huichol, del estado de Jalisco, fueron los seleccionados para engalanarlos.

“Nos satisface mucho llegar a estas fechas, pues a través del encendido del árbol de Toks se simboliza el cierre de actividades de este 2016. Es un momento tradicional para nosotros, que nos permite recapitular las acciones de RSE, compartir y aplaudir los logros de las comunidades y del equipo que se ha formado entre todos” comenta Gustavo Pérez Berlanga, Director de Responsabilidad Social de Toks.

Por segundo año consecutivo, los pinos de cada sucursal, con raíz y colocados en maceta, se mantendrán con vida; y en alianza con el Pinar de la Cima, se reforestarán más de cien árboles navideños, que se plantarán al término de las fiestas de diciembre, en una reserva protegida para formar un bosque.

Los restaurantes Toks que tendrán la dicha de contar con los árboles vivos serán los que se encuentran ubicados en la Ciudad de México, Estado de México y Morelos, porque la temperatura de las zonas geográficas permite que se conserven en las macetas. A diferencia de las localidades al norte del país, que por sus altas temperaturas, no garantiza su permanencia, podrían morir y esto sería ir en contra de la razón principal de adquirirlos, pues se busca reforestar con ellos para  beneficiar al medio ambiente.

En cuanto a los adornos que se colocarán en los pinos, se decidió comprar los que fueron realizados por la comunidad de San Andrés Cohamiata, Jalisco, donde indígenas huicholes diseñaron y produjeron en la técnica de abalorios sobre una base de madera.

Este proyecto con el área de Responsabilidad Social de Toks le ha generado ingresos a la comunidad por más de 600 mil pesos, beneficiando a más de 30 artesanos y sus familias. Con los recursos obtenidos se contribuye a mejorar su calidad y condiciones de vida, pues desde el 2008, se mantiene vigente que Toks, en estas fechas, adquiera artesanías de distintos puntos del país, para fomentar el comercio solidario.

Así, en 2016, la celebración decembrina beneficiará por partida doble, pues tanto los pinos vivos como los adornos navideños impactan a dos comunidades diferentes, involucrando las preocupaciones sociales y medioambientales en el desempeño de Restaurantes Toks y la relación con sus consumidores, proveedores y colaboradores.