“Tratar con las personas es, probablemente, el mayor problema que se afronta, especialmente si de negocios se trata”, Dale Carnegie.

Las personas necesitan aprender a hablar de forma eficaz en sus negocios y, en general, con sus contactos sociales. Cómo ganar amigos e influir sobre las personas es un libro de Dale Carnegie, un empresario y escritor estadounidense, cuya obra a la fecha sigue siendo una herramienta en las técnicas de coaching empresarial. El libro fue publicado en 1936 y fue uno de los primeros “best-sellers” de autoayuda. Aquí las reglas que propone implementar para tener mejores relaciones interpersonales:

Como tratar a las personas

  • No criticar, no condenar, no quejarse.
  • Demostrar aprecio honesto y sincero.

Formas de atraer

  • Sonreír.
  • Recordar el nombre de todas las personas.
  • Ser un buen oyente. Animar a los demás a que hablen de sí mismos.
  • Hablar siempre de lo que interese a los demás.
  • Hacer que la otra persona se sienta importante.

Técnicas para lograr que piensen como tú

  • La única forma de salir ganando en una discusión es evitándola.
  • Demostrar respeto por las opiniones ajenas. Jamás decirle a una persona que está equivocada.
  • Si está equivocado, admítalo rápida y enfáticamente.
  • Empezar en forma amigable.
  • Conseguir que la otra persona diga “sí, sí”, inmediatamente.
  • Permitir que la otra persona sea quien hable más.
  • Ceder a que la otra persona sienta que la idea es de ella.
  • Tratar de ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona.
  • Mostrar simpatía por las ideas y deseos de la otra persona.

Que hacer para cambiar a los demás

  • Empezar con un elogio y aprecio sincero.
  • Llamar la atención sobre los errores de los demás indirectamente.
  • Hablar de los errores propios antes de criticar los de los demás.
  • Hacer preguntas en vez de dar órdenes.
  • Elogiar el más pequeño progreso y, además, cada progreso.
  • Ser “caluroso en la aprobación y generoso en los elogios”.
  • Atribuir a la otra persona una buena reputación para que se interese en mantenerla.
  • Alentar a la otra persona. Hacer que los errores parezcan fáciles de corregir.
  • Procurar que la otra persona se sienta satisfecha de hacer lo que usted sugiere.

“Es posible cambiar el comportamiento de los demás si se modifica la forma en que son tratados. Cada vez que se vea ante un problema específico, como el de corregir a un hijo, lograr que la pareja cambie su modo de pensar, o satisfacer a un cliente irritado, dude antes de hacer lo acostumbrado”,  Carnegie.