A todas luces es una decisión política para mantener al acusado en la contienda electoral, expresa la nueva presidenta de la Barra Mexicana de Abogados 

Los pronunciamientos de colectivos de mujeres en contra de la candidatura del morenista Félix Salgado Macedonio para competir por la gubernatura de Guerrero escalaron ya hasta el descontento social.

El caso dio un giro y se ha convertido en una «tormenta política» toda vez que el político mexicano tiene tres denuncias (1998, 2016 y 2021) de violencia sexual que fueron archivadas en los estantes de los Ministerios Públicos y que ha ventilado a las autoridades su negligencia, al partido que no quiere ver los casos y al presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien defiende al implicado.

A todas luces es una decisión política para mantener al acusado en la contienda electoral, advierte Claudia de Buen, prestigiada mujer abogada en entrevista con Liderazgo y Estilo.

La ahora presidenta de la Barra Mexicana de Abogados (BMA) y que en una horas protestará el cargo, se pronuncia ante la imposición política de mantener a un personaje acusado de violencia sexual y advierte que aunque el derecho de “presunción de inocencia” asiste al morenista, “existen suficientes evidencias” para emprender, ahora sí, investigaciones con perspectiva de género sobre las denuncias.

Explica que la denuncia penal sí prescribe, la moral no, asegura la litigante en el foro virtual El acceso a la justicia: juzgar con perspectiva de género.

El daño moral no prescribe porque tú no sabes cuánto tiempo te va a generar daño. No debe prescribir nunca, porque es un delito que atenta contra tus derechos humanos. 

Y asevera: esta demanda (daño moral) se puede ganar seguramente, porque la Suprema Corte de la Nación (SCJN) se ha pronunciado en ese respecto.

Mientras exista la duda por violencia sexual, no debe ser candidato, expresa la especialista y es que por otra parte, diputadas morenistas han alzado voz contra su correligionario ante la Comisión de Honestidad y Justicia del partido debido a las denuncias por violación que hay en su contra, sin embargo, Mario Delgado, presidente de Morena, cedió ante la presión de Salgado Macedonio y no quiso llevar la contra a la instrucción que se giró desde Palacio Nacional.

No podemos dejar de ver que en este país los influyentismos hacen que los expedientes se guarden, finalizó Claudia de Buen