Para entender correctamente el nuevo etiquetado, la académica Ana Bertha Pérez Lizaur, del Departamento de Salud de la Universidad Iberoamericana, sostiene que es importante considerar que éste se encuentra basado en porciones de 100 gramos o 100 mililitros, según corresponda, por lo que podría no responder a lo indicado en los sellos.

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en su revista mensual, esto es lo que significa cada uno de los etiquetados octagonales.

Exceso Calorías

» alt=»» aria-hidden=»true» />
Foto: Profeco.

Esta etiqueta señala que el producto contiene más calorías de las recomendadas a consumir.

La ingesta de calorías recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de mil 600 a dos mil kilocalorías al día para las mujeres y para los hombres de dos mil a dos 500 kcal.

El exceso de calorías es una de las principales causas de:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Problemas cardiovasculares
  • Colesterol alto
  • Diabetes tipo 2
  • Hipertensión
  • Apnea del sueño

Según la regulación del nuevo etiquetado, un alimento considerado con exceso de calorías es aquel que contiene:

  • 100 g de producto sólido: mayor o igual a 275 kcal totales
  • 100 ml de producto líquido: mayor o igual a 70 kcal totales o mayor o igual a 10 kcal de azúcares libres.

Exceso Azúcares

» alt=»» aria-hidden=»true» />
Foto: Profeco.

El etiquetado de exceso de azúcares indica que ese alimento posee una cantidad mayor de las azúcares recomendadas por la OMS, la cual es 5% de la ingesta calórica totalen un adulto es de 25 gramos de azúcares libres.

El exceso de azúcares es una de las principales causas de:

  • Obesidad
  • Diabetes
  • Enfermedades crónicas del corazón
  • Incremento en el riesgo de padecer cáncer
  • Aumento en el riesgo de caries dental

Según la regulación del nuevo etiquetado, un alimento considerado con exceso de azúcares es aquel que contiene:

  • 100 g de producto sólido o 100 ml de producto líquido: mayor o igual a 10% del total de energía proveniente de azúcares libres. Se exceptúan de sellos las bebidas con 10 kcal de azúcares libres

Exceso Sodio

» alt=»» aria-hidden=»true» />
Foto: Profeco.

La etiqueta de exceso de sodio significa que los alimentos procesados contienen en sus ingredientes una cantidad elevada de este elemento, contraponiéndose a las recomendaciones de las autoridades de salud que sugieren no consumir más de 2.3 g al día.

El exceso de sodio es una de las principales causas de:

  • Hipertensión
  • Presión arterial alta
  • Retención de líquidos
  • Dificulta la función de los riñones
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Disminuye la cantidad de calcio

Según la regulación del nuevo etiquetado, un alimento considerado con exceso de sodio es aquel que contiene:

  • 100 g de producto sólido: mayor o igual a 350 mg
  • 100 ml de producto líquido: mayor o igual a 45 mg

Exceso de Grasas Saturadas

» alt=»» aria-hidden=»true» />
Foto: Profeco.

La etiqueta de exceso de grasas saturadas indica que los productos poseen una cantidad mayor a la recomendada de grasas saturadas es decir que tienen más ácidos grasos saturados.

La OMS sugiere consumir menos del 10% de la ingesta total de calorías diarias de grasas saturadas, esto es en una dieta de dos mil kilocalorías, no más de 23 gramos de grasa saturada.

El exceso de grasas saturadas es una de las principales causas de:

  • Eleva el colesterol malo
  • Incrementa el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular
  • Aumento de peso

Según la regulación del nuevo etiquetado, un alimento considerado con exceso de grasas saturadas es aquel que contiene:

  • 100 g de producto sólido o 100 ml de producto líquido: mayor o igual a 10% del total de energía proveniente de grasas saturadas.

Exceso de Grasas Trans

» alt=»» aria-hidden=»true» />
Foto: Profeco.

La etiqueta de exceso de grasas trans la portan los alimentos que contienen una alta cantidad de este tipo de grasas, las cuales no aportan ningún beneficio y por el contrario aumentan el riesgo de padecer distintas enfermedades.

En particular, las grasas trans producidas industrialmente no forman parte de una dieta saludable y se deberían evitar.

La OMS sugiere ingerir menos del 1% de este tipo de grasas de las calorías totales de nuestra ingesta diaria.

El exceso de grasas trans es una de las principales causas de:

  • Aumentan el colesterol malo y reducen el bueno
  • Acumulación de colesterol en las arterias
  • Incremento de enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular
  • Riesgo de padecer diabetes
  • Aumento de peso

Según la regulación del nuevo etiquetado, un alimento considerado con exceso de grasas trans es aquel que contiene:

  • 100 g de producto sólido o 100 ml de producto líquido: mayor o igual a 1% del total de energía proveniente de grasas trans.

Otras etiquetas

Adicional a estas cinco etiquetas, hay dos más de índole precautorio la primera para productos que contengan edulcorantes y la segunda para aquellos con cafeína, para evitar que niñas y niños los consuman.

¿Qué es el nuevo etiquetado?

El nuevo etiquetado es una serie de cinco sellos que otorgan información sobre si un producto excede en su contenido los límites saludables de calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio. Estos se pueden ubicar por ser negros y de forma octagonal.

Entró en vigor a partir del 1 de octubre, siendo obligatorio para todos los alimentos y bebidas no alcohólicas que excedan los criterios establecidos en el perfil de nutrimentos críticos.

Esta iniciativa tuvo su origen debido a los problemas de salud que aquejan a la población en México.

» alt=»» aria-hidden=»true» />nuevo etiquetado
Foto: Internet.

¿Para qué sirve?

De acuerdo con la maestra Pérez Lizaur, “el nuevo etiquetado sirve para advertir a las personas que los productos contienen nutrimentos críticos”.

“[El etiquetado] es la manera más clara y objetiva de decirle al público qué es lo que contienen los productos”.

Ana Bertha Pérez LizaurUniversidad Iberoamericana.

Por su parte, las autoridades de salud, este nuevo etiquetado ayudará a informar a las personas sobre lo que consumen en los productos y cuyo contenido está asociado a enfermedades cardiacas, diabetes, hipertensión, obesidad y otros padecimientos.

No obstante, la académica de la Ibero señala que el consumo de alimentos con exceso de nutrientes críticos no es el único responsable del sobrepeso u obesidad en las personas, sino que es una enfermedad multifactorial.

Por ello, indica que es importante que adicional al nuevo etiquetado en productos, se ponga en marcha una estrategia de educación y orientación alimentaria, como el “plato del buen comer”.

“Para que la gente aprenda que lo importante es la dieta no un producto”.

Ana Bertha Pérez LizaurUniversidad Iberoamericana.

Entre más número de sellos tenga un producto, mejor se debe considerar el consumo del alimento o bebida ya que el producto puede ser poco saludable.