Conservar nuestras tradiciones mexicanas está en nuestras manos. Que lo que te haga lucir todos los días diga «Hecho en México».


Todo comenzó en el año 2008, al hacer un DVD con muchas maneras de utilizar el rebozo en la moda y en la decoración, cuenta Lupita Zepeda que así empezó su historia como empresaria con Paño de Sol. “ A partir de 2013 dejo de ser empleada para poder dedicar todo mi tiempo y esfuerzo a este proyecto”.

Ella es originaria de Guadalajara, Jalisco, y se considera una ferviente promotora de la cultura y las tradiciones mexicanas, a través de rebozos y chalinas hechos en México por grandes artesanas.

“En mi caso, el reto de poner de moda una prenda de las abuelas entre los jóvenes, requiere de un esfuerzo conjunto, afortunadamente he contado con el apoyo y respaldo de mi familia y amigos, que se han sumado, pero es importante entender que las utilidades del proyecto deben ser repartidas pagando lo justo en todas nuestras operaciones, para que toda aquella persona que participa pueda disfrutar de los beneficios”, explica Lupita.

¿Por qué te apasiona este negocio?

Me emociona mucho el sentir que dentro de los problemas que vive en este momento el mundo, con ausencia de valores, respeto y seguridad, he logrado incursionar en los negocios con una prenda que proyecta amor, orgullo, tradición.  Mano de obra mexicana.

¿Por qué el rebozo y no otra prenda para representar a México?

Así como se puso de moda el tequila o la mezclilla, gracias a que diario uso rebozo, vi la oportunidad de ponerlo de moda, para que los artesanos tengan más trabajo, fue la manera que yo identifiqué para ser útil a mi país,  es una posibilidad de mover emociones en el mundo para que vuelvan sus ojos a México y vean todo lo bueno que tenemos.

Si nosotros consumimos lo que el país produce, si nosotros les pagamos a los artesanos lo justo por su arte,  no tendrán que emigrar, ese día que puedan vivir dignamente de su trabajo se van a quedar en su tierra, haciendo lo que aprendieron de sus abuelos y rodeados de su familia, de su cultura, de su tradición… de sus amores.

¿Qué representó para ti esta oportunidad de negocio?

El emprender esta empresa representó una oportunidad de trascender, sirviendo a mi país y apoyando a nuestros artesanos.

Mi empresa es comercializadora de rebozos de varias partes del país, contamos con muchos precios, tamaños, texturas y colores, apoyamos a más de 40 familias a lo largo del país.  Nuestro mercado meta es el de las mujeres, empresarias que desean verse siempre bien, y que quieren dar un toque distintivo a su vestir, a partir de un accesorio, elegante, fino, diferente y con el sabor de México.

¿Quiénes pueden usar un rebozo?

Todos y hemos descubierto que también los niños y jóvenes lo pueden incluir a la moda, si los papás jóvenes les enseñan la importancia de amar lo nuestro. Los varones están comprobando que las bufandas hechas en México son una prenda que se va a poner de moda.

¿Qué es lo que más disfrutas como emprendedora?

Lo que más más disfruto hacer como emprendedora es saber que desde mi rincón estoy poniendo mi granito de arena por México. Deseo que se reconozca el rebozo como un regalo de México para el mundo

Además, mi empresa es valiosa porque aunque empezó como un pasatiempo, da empleo a muchas personas, sobre todo mujeres mayores que han encontrado una forma de aumentar sus ingresos desde un proyecto noble y agradable.

Emprender ha cambiado mis relaciones personales porque me ha abierto una ventana al mundo, no solo con los mexicanos en el extranjero, sino con personas de muchos países. Incorporo mi cultura latina a mi empresa compartiendo Conferencias sobre la historia de LA PIEL DE MÉXICO en diversas ciudades del mundo.

¿Cómo convencer a los mexicanos de que esta prenda se puede usas como parte de la moda y de nuestro estilo cada día?

Si bien es cierto que el rebozo ha estado presente siempre en nuestra historia, es una prenda que no tiene edad, no tiene clase social ni época del año, es una prenda que se puede lucir en toda ocasión y lugar.  Es una prenda para disfrutarla y lucirla con orgullo.

Por eso estamos convirtiendo el arte en moda, el rebozo es La piel de México.

 

Página www.panodesol.mx.