En esta época del año, la actitud de padres o abuelos puede cambiar, su estado de ánimo o comportamiento se ve mermado, aparecen signos inusuales de fatiga, nostalgia o desinterés en las actividades propias de la temporada navideña, destacó Belmont Village.Los especialistas de la firma estadounidense en residencias de retiro explicaron que dicho estado de ánimo peculiar se denomina «depresión blanca» o «blues navideño», que si no es tratada oportunamente puede convertirse en un episodio de depresión.

Detallaron que los síntomas clave de dicha tristeza navideña son aflicción, nostalgia, melancolía, falta de apetito, alteraciones del sueño y ansiedad en grado leve.

Si esa nostalgia o melancolía se mantiene durante dos o más semanas se habla de un episodio depresivo, lo cual propiamente implica una enfermedad del estado del ánimo que requiere un tratamiento multidisciplinario y que puede tener consecuencias graves en la salud general del adulto mayor.

Los especialistas resaltaron que para combatir la nostalgia navideña en las personas de la tercera edad, los familiares o amigos deben poner atención a las pláticas de las personas mayores con interés, motivarlos a salir de casa, ir de visita a casa de algún familiar o amigo de confianza.

Asimismo, pedirles consejo para los preparativos de las fiestas o eventos, involucrarlos en las actividades, por ejemplo que ayuden a seleccionar regalos o a envolverlos, darles un papel importante en la celebración, que ellos den el mensaje central, que hagan el brindis principal.

Sugerirles también que descansen antes de las fiestas para que no estén agotados y puedan convivir más tiempo, incluir en la música sus piezas favoritas, que haya algún platillo que les guste mucho a ellos y anunciar que se hizo en su honor.

Así como darles el lugar más importante de la mesa o reunión, y hacerles un reconocimiento público y resaltar lo importante que son para toda la familia.

Belmont Village refiere que la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores considera como tales a quienes cuenten con 60 años o más de edad y, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de 10 por ciento de la población total del país pertenece a este grupo.

Con información de Notimex.