La educación de las niñas rinde una tasa más alta de beneficios que casi cualquier otra inversión posible.

Global Open University (GOU), analizó la situación actual de la educación en el país y concluyó que el gran reto en México es la construcción de una sociedad que perciba a la educación como medio transformador de la realidad del país.

Bajo la educación universal es posible alcanzar la paridad de género. De acuerdo a Inmaculada Villa, Líder de la Maestría de Género, Artes y Humanidades en Global Open University (GOU):

«La educación de las niñas y mujeres aumenta la capacidad de producción económica y reduce la pobreza.” Según cifras del INEGI, en el país hay 4 millones 682 mil jóvenes inscritos a nivel medio superior alrededor de los cuales, dos millones 343 mil son mujeres y dos millones 338 mil hombres.

Estudios han demostrado que la educación humanista, inclusiva, con perspectiva de género, intercultural, científica y de excelencia incide en la disminución y erradicación de la violencia y que ofrece oportunidades para que las y los jóvenes de México ejerzan su derecho a la educación fomentando un trato digno e igualitario.

Los elementos cruciales para fomentar la igualdad de género son:

  1. Aceptar que el feminismo no es algo malo. No es peligroso, no hay que luchar contra él. Es de hecho uno de los más relevantes movimientos sociales a escala planetaria desde siglos atrás y tiene que verse así en el ámbito educativo.
  1. Hay que dar respuesta a los anhelos y las demandas de una nueva generación que o ya ha nacido con muchos de estos mensajes aperturistas, o que les llegan desde muy jóvenes y que sin embargo no encuentran todavía ni en las instituciones, ni en las administraciones y mucho menos en los planes educativos reflejo de sus nuevos ideales, identidades y ansias de cambio social.
  1. Sigue siendo un reto superar que una marca biológica como es el sexo sirva para asignar a las personas actividades, funciones, relaciones y poderes diferentes, por ello la visualización- desarrollar la capacidad para ver-, reconocer la desigualdad y discriminación de género en diferentes ámbitos y situaciones forma parte de la agenda educativa para el cambio.
  1. Desarrollo de buenas prácticas coeducativas, porque de momento parece que hablar de feminismo, promover estudios de género etc., cala más que nada en las jóvenes y mujeres pero aún hay muchos hombres  a los que no les interesa.

A partir de lo comentado, Global Open University propone a la comunidad universitaria de México adaptar los contenidos curriculares y las estrategias pedagógicas que atiendan la diversidad, además de impulsar la formación continua para docentes. Lo anterior fortalecerá la prevención y la atención de la violencia contra estudiantes en contextos virtuales.

Son pocas las universidades e instituciones en México que poseen un plan integral digital, que impulse y acompañe el desarrollo de talento. Una de ellas es Global Open Ukmniversity, con altos estándares de calidad, como los compartidos por el Espacio Europeo de Educación Superior (ESG) y del Espacio Iberoamericano de Aseguramiento de la calidad en la Educación Superior (SIACES).