Faber-Castell cuenta con la línea Pitt Artist, ideal para llevar a cabo esta técnica de escritura a mano.


Hoy en día, el lettering es considerado como un arte de dibujar letras a mano, que crece día con día. Es una técnica que existe desde los inicios mismos de la escritura, así como la marca Faber-Castell, que desde hace más de 250 años ofrece los mejores productos para dibujar, crear, durante todas las etapas de la vida.

El lettering cada vez es más utilizado como un soporte comunicacional para dotar de expresividad un mensaje. Es común verlo en pizarrones de restaurantes, invitaciones a eventos, murales de alto impacto, entre otros.

Cualquier persona puede hacer lettering: “Lo único que se necesita es un lápiz, una hoja y mucha motivación para perseverar, cariño y paciencia con uno mismo, y sobre todo de práctica para adquirir nuevas destrezas y un estilo propio.

Lo ideal para comenzar es hacerse de un kit como los de la línea Pitt Artist Pen de Faber-Castell, una excelente herramienta para llevar a cabo las diversas técnicas de lettering, que con sus distintas opciones, permiten variar los grosores de los trazos.

La línea Pitt Artist Pen es la colección ideal para todos aquellos que buscan cambiar temporalmente su teclado por tinta y expresar lo que sienten.

En este comienzo de año practicar el lettering puede ser un nuevo propósito, que además puede funcionar como una terapia de relajación y creatividad. La combinación de pincel y tinta china en un solo instrumento lo convierte en el compañero perfecto para la letra a mano. Todos los nuevos sets exclusivas de Faber-Castell son ideales tanto para usuarios principiantes y para profesionales.


Faber-Castell es una de las empresas líderes en el mundo en productos de alta calidad para la escritura, el dibujo y la creatividad, así como en productos cosméticos Con más de dos mil millones de lápices y bolígrafos por año y alrededor de 8,000 empleados, Faber-Castell es uno de los fabricantes de lápices de madera más importantes del mundo. Actualmente, la compañía está representada en más de 120 países y tiene sus propias instalaciones de producción en nueve países y filiales de ventas en 23 países. La empresa industrial Faber-Castell, establecida en 1761, es una de las compañías más antiguas del mundo y ha sido propiedad de la misma familia durante nueve generaciones. La compañía debe su posición de liderazgo en el mercado internacional a un compromiso tradicional con la más alta calidad y la gran cantidad de innovaciones de productos.