Curiosamente es más frecuente observar parejas que no tienen casi nada en común,
muchas veces se dice algo que yo considero está mal entendido: “somos muy diferentes
pero nos complementamos”.

Hay una parte de real en esta frase pero como todo en el ser humano, lo que marca la diferencia es el grado. Si eres radicalmente diferente a tu pareja, lo más seguro es que les cueste muchísimo trabajo ponerse de acuerdo y que las discusiones sean más intensas. En cambio, si hay una base de coincidencias en sus pensamientos que sostengan los problemas, será menos desgastante llegar a una conciliación.

Pero, cuáles podrían ser los aspectos realmente importantes que hay que tomar en cuenta
para elegir a una pareja? Tal vez no es una receta mágica para nunca tener problemas,
porque las discusiones son necesarias para conocerse y para ponerse de acuerdo, pero si
es un tip que hará que la pareja pueda sobrellevar los problemas y las fases naturales que
van surgiendo con más amor y disposición.

Estos son los seis factores que te ayudarán a saber si tú y tu pareja tienen mayor posibilidad
de mantener una relación para toda la vida.

1.- Religión o pensamiento espiritual. Tenemos la misma creencia religiosa? Si yo soy
cristiana y mi pareja atea o alguna otra combinación así de opuesta, cómo vamos a hacer
para ponernos de acuerdo y respetar esta diferencia? Si se tienen planes de matrimonio o
para la educación de sus hijos. Esto es algo que en realidad puedo y quiero tolerar?

2.- Deseos de tener hijos. Mi pareja realmente desea tener hijos? Yo quiero tener hijos?
Imponer a la pareja este tipo de deseos, en un alto porcentaje, termina a la larga, en
separación.

3.- En donde quiero vivir? Es mi deseo quedarme en este país o en esta ciudad? Estoy
dispuesta (o) a mudarme si mi pareja quiere o necesita hacerlo?

4.-Relación con la familia de origen, allegados, muéganos, independientes. Como es mi
pareja con sus padres o hermanos? Tiene relación dependiente? El dinero que gana es
para ellos? Quiere estar todos los fines de semana con sus padres?

5.- Filosofía de vida. Que pensamos de la vida? Coincidimos en lo que creemos que
venimos a hacer al mundo? Que actividades me gusta hacer? Compartimos esos gustos y
hacemos cosas juntos?

6.- Conceptos de género, que piensa mi pareja de ser hombre y que piensa de ser mujer. A
mi pareja le gusta que trabaje? Mi pareja espera que yo la (o) mantenga? Existe apoyo en
los planes laborales y sociales por parte de mi pareja?

Quizá no coincidirás al 100% en cada uno de los aspectos anteriores pero qué importante
será que sea algo que tengas en cuenta, que platiques con tu pareja y que hayan aceptado
y negociado antes de formalizar con más compromisos su relación.

Con esto, la idea es hacer consciente que en muchas ocasiones las personas tienden a
unirse a una pareja con el deseo inconsciente de cambiar características en el otro que no
son de su agrado sin aceptar que en la realidad, eso es imposible a menos que la otra
persona así lo quiera.

Date la oportunidad de preguntarte lo anterior, se valiente y responde con honestidad, a
llegado el momento de tomar el control de tu vida.

 

Mtra. Tania Padilla Mallen
Directora del centro de análisis psicológico
www.quierocnocerme.com