Ser autosuficiente es uno de los proyectos más importantes entre los jóvenes mexicanos, pero también es un reto difícil de lograr. Según estudios realizados por la CONDUSEF, al menos siete de cada 10 personas, entre los 18 y 29 años, viven con sus padres, ya sea por comodidad o por falta de recursos, mientras que otros pueden llegar a postergar su salida del hogar familiar hasta después de los 30.

La búsqueda de independencia se da por factores como crecimiento personal, casarse, vivir en pareja o acercarse al lugar de trabajo. Sin embargo, cualquiera que sea el caso, es importante realizar una planeación anticipada y buscar alternativas viables para lograrlo, que contemplen todos los aspectos necesarios, como costo de la vivienda (renta/hipoteca), servicios, transporte, muebles, etc.

Enrique Margain, Director Ejecutivo de Crédito Hipotecario de Scotiabank, recomienda que “en el caso de la vivienda, el gasto no debe exceder el 35 % del ingreso bruto mensual, ya sea para rentar o comprar con un crédito hipotecario. Se debe hacer un balance para que esto no afecte el presupuesto mensual individual o familiar”.

De igual forma, se aconseja que desde la etapa de planeación se destine una cantidad de dinero a un ahorro para poder cubrir costos necesarios como el depósito inicial para la renta de una propiedad o de ser posible, el enganche de un departamento.

“En algunos casos, las inmobiliarias exigen un depósito de seguridad y un mes de renta por adelantado. Es decir, si acordó pagar $8,000 pesos al mes, deberá desembolsar $16,000 antes de ocupar la propiedad. Para que esto no le perjudique, se recomienda crear un fondo de ahorro desde el inicio de la planeación, e ir depositando en éste de forma periódica un porcentaje del ingreso; existen diversos productos de ahorro o inversión que pueden ayudar a los clientes a hacer frente a este gasto. Esto dependerá de las necesidades de cada uno y el objetivo que se plantee”, comenta Alejandro del Bosque, Director de Depósitos y Educación Financiera de Scotiabank.

Es necesario considerar que una vez cubiertos los puntos anteriores, llegará el momento de adquirir muebles y aparatos electrónicos que resultan necesarios dentro de una vivienda nueva como refrigerador, cama, estufa y mesas, los cuales sin duda implicarán un gasto adicional. Para esto, también se pueden considerar opciones como créditos de remodelación o préstamos personales, con los cuales, además de adquirir estos objetos, es posible renovar algunas instalaciones, decorar y hacer de un espacio, un lugar ideal para vivir.

La independencia es un proceso que puede llegar a implicar algunos sacrificios y obstáculos, por lo que es importante siempre tener muy en cuenta los objetivos y metas planteadas al inicio para alcanzar el éxito, así como la asesoría de expertos que puedan ayudarte a estar mejor.