Crear una cultura del vino para quienes no son expertos, es el objetivo de las “Catas a Ciegas” que realiza cada mes la casa de vinos Envinarte en Marché Dumas, mercado gourmet en el corazón de Polanco.

El sommelier Luis Armando García guía a un grupo de no más de 25 comensales por el fascinante y exquisito mundo del vino para que aprendan a encontrar  el correcto para maridar con sus alimentos. Este viaje sensorial despierta cada uno de los sentidos y te permite degustar tres tipos de vino diferentes, los cuales puedes adquirir en el restaurante al finalizar la cata.

La idea de Envinarte es traer el vino directamente del productor al consumidor a un menor costo que si de compra en otros lugares, además de ayudar a que se conozcan los vinos, en este caso del Valle de Guadalupe.

Para García es una gran satisfacción participar en dichas catas porque le permite compartir sus conocimientos para quienes desean saber más acerca de vinos y la correcta degustación.

“Las Catas a ciegas, sirven para aprender a describir las características utilizando no sólo el paladar sino el olfato y la vista. Además, es un placer transmitir lo que he aprendido de la fascinante cultura del vino, ya que cuando veo que lo disfrutan los comensales y se interesan por saber más y logran identificar algunas zonas de elaboración, el tiempo de añejamiento en las barricas, el tipo de uva  y todos esos pequeños elementos que hacen que tenga ese sabor único y en muchos casos compran el producto quedo satisfecho”, expresa el sommelier.

Entre los planes a futuro de Envinarte está el de generar más cursos de especialidad como por ejemplo los distintos tipos de Jerez de de Francia o Italia, y por supuesto seguir trayendo más vinos de la Unión de productores de vino del Valle de Guadalupe, Baja California.

Para saber fechas y horarios de las catas ingresa a http://envinarte.com.mx