Mariana Maupome, Directora del Centro de los Antiguos Misterios, nos comparte un ritual para que a tu hogar sólo tengan acceso los buenos espíritus.


Entre la noche del 31 de octubre y el primero de noviembre es el momento en que el velo entre los mundos se corre dando libre acceso a los muertos para venir a la tierra, por eso en esas fechas en todas las religiones se honran de distintas maneras a los difuntos y antepasados.

Mariana Maupome, Directora del Centro de los Antiguos Misterios, platica que “en esa noche en particular los muertos pueden venir a la tierra”, razón suficiente para ser una fecha por demás especial, porque es el momento de realizar el ritual para honrar a los ancestros, a tus muertos, “¿qué vas a hacer y a dónde vas, si no sabes de dónde vienes?”, expresa convencida de la importancia de hacer conciencia en esta época del año.

De acuerdo a las tradiciones de Maupome, uno de los rituales mayores se llama Samhain y lo celebran el 31 de octubre y primero de noviembre (que es lo mismo que la Útima Cosecha del Año, Noche Ancestral, Fiesta de los Muertos o Halloween).

Samhain es una estación y forma parte de la Rueda del Año que es un calendario usado en la Wicca y otras religiones neopaganas para marcar y celebrar los ocho ciclos del año.

Mariana especialista en este tema narra la importancia de esta fecha entre su comunidad, “nosotros para conectarnos con la naturaleza y con el ciclo de la tierra en esta época seguimos una serie de rituales que es lo mismo o muy parecido al Día de Muertos, se honra a los ancestros y junto con esos rituales te preparas para la época más difícil del año que es el invierno, navidad”.

El fin de año es considerado difícil porque son las épocas de extrañar a la familia, de crisis económicas, pleitos, de recordar y en estos días al prepararte para recibir a los muertos te preparas para esos momentos.

“En esta época al honrar a los antepasados, sí te preparas para el invierno, de hecho para estas fechas desde el ciclo anterior que es Mabon, en septiembre que es justo cuando entra el otoño, comienzas a soltar conscientemente lo que ya no pudiste hacer en el año. Suéltalo porque viene la época de descanso, cuando la madre tierra comienza a bajar el acelere y entra en un proceso de muerte para renovarse, porque hay que dejar descansar a la tierra y nosotros junto con ella renovarnos”, comenta.

Este periodo de tiempo se usa para la introspección y aunque no sepas nada de ninguna religión o creencia, te apegas a los ciclos de la tierra por naturaleza, “fíjate como los días comienzan a hacerse más largos y nos comenzamos a vestir más de oscuro y ya no tienes el mismo acelere que en el verano, te comienzas a quedar más tiempo en casa”, dice Maupome.

Un ritual de protección para este Día de Muertos

Como lo dijimos al principio, por la noche se abre una especie de portal que le permite a los muertos venir a la tierra, pero como llegan todos, buenos y malos espíritus, Mariana Maupome comparte un ritual de protección contra los espíritus que no son bienvenidos en nuestra casa.

Uno de los rituales que cualquier persona puede hacer en esta época, explica, es comprar una calabaza naranja, cortarle la parte de arriba y limpiar todo lo de adentro con una cuchara, “pero mientras estás haciendo ese trabajo, con conciencia la idea es limpiar tu cabeza de todos esos pensamientos que ya no te sirven, buscar tu equilibrio. Luego se hacen los triangulitos como ojos y una boca y en el interior se coloca una vela”.

La calabaza se pone cerca de una puerta o ventana de tu casa y se debe de mantener así según la tradición porque ahuyenta a los malos espíritus y al mismo tiempo das luz a tus muertos.

“¿Qué son buenos y qué son malos espíritus?, depende, pero para que a tu casa sólo vengan los tuyos, ya que son a tus seres queridos a quienes recuerdas, a tus antepasados, con este ritual les das luz, además de honrarlos y ponerles comida”, detalla Mariana.

Este ritual se trabaja con las calabazas porque “nosotros en el transcurso del año trabajamos las cosechas como en el campo y en esta fecha es la cosecha de tubérculos y calabazas, porque es parte de lo que la tierra ofrece en este momento”.

Es un trabajo que se puede hacer en familia o individual siempre eliminando los pensamientos negativos.

Abrakadabra

Quienes quieran conocer el Centro de los Antiguos Misterios, un buen punto de encuentro es la cafetería donde puedes comprar una vela mágica o un café, encontrarás un mundo muy autentico y acorde con esta temporada, te encantarán las bebidas de su cafetería.

Mariana destaca que este lugar no fue fundado como un negocio, siempre quiso tener un lugar en donde estudiar todos los antiguos misterios. Se volvió en un lugar de investigación y para mantener su credibilidad, no es un espacio religioso por eso abre la puerta a todo tipo de personas, como un  lugar de aprendizaje de muchas de aquellas cuestiones que no tienen una explicación lógica o normal.