Para Olga Chorro, artista visual lo más importante para realizarse en cualquier profesión es hacer lo que te gusta, además considera que en México no existe dificultad alguna para que las mujeres se dediquen plenamente al arte.

“Pienso que cualquier profesión carece de género. Como mujer el mayor reto consiste en tener la disciplina para poder desarrollarse a pesar de los obstáculos que se presenten”, expresa la artista.

Asevera que como consecuencia de los cambios históricos el papel de la mujer en las artes visuales ha adquirido mayor relevancia, un ejemplo claro de esto es la aparición de destacadas artistas en México durante la primera mitad del siglo XX, entre ellas María Izquierdo, Olga Costa, Cordelia Urueta, Nahui Ollin, Tina Modotti  o Frida Kahlo, quienes aportaron su particular forma de ver la vida, misma que plasmaron en su obra.

“Cuando aprecias una obra de arte y te agrada no piensas si lo realizó un hombre o una mujer, es la misma obra la que ‘te atrapa’. Hay que creer en lo que haces, eso es lo único importante”, expresa.

Considero que todos los seres humanos somos sensibles, lo que nos hace diferentes unos de otros es cómo reaccionamos, sin importar el género, a estímulos externos. En mi trabajo es precisamente  un tema central, el Ser y su complejidad interna.

Desde su incursión en las artes visuales, Chorro se ha enfrentado a diversos retos, sin embargo el más difícil ha sido el dibujo por ser una técnica poco valorada en el país.

“Siempre se habla de pintura, medios alternativos o fotografía, pocas veces se aborda, como disciplina, el dibujo. En Europa, desde hace mucho tiempo, ha adquirido relevancia, aquí todavía es vista como un ‘arte menor’, el dibujo para mí ha sido una herramienta indispensable para el estudio y la investigación de toda mi obra, un puente para reconocer y para analizar, de una forma diferente, la realidad y todo aquello que he querido representar, especialmente la figura humana. Continuar  trabajando en esta técnica y hacerla el eje central de mi trabajo, a pesar de todas estas circunstancias, ha sido mi mayor reto”, enfatiza la artista.

Trabajo reciente

En cuanto a la obra más reciente de la artista, Viajeros y Errantes, muestra que se exhibe en el  Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda, Antiguo Palacio del Arzobispado, en la Ciudad de México, Olga se enfocó en la necesidad del ser humano de desplazarse de un sitio a otro, pues el desplazarse, desde el inicio de nuestra historia, modifica y altera nuestro pensamiento , así como el valor simbólico que se le atribuye de tránsito existencial, de búsqueda de conocimiento, de lo real o de sí mismo.

¿Cómo han nutrido los viajes tu pintura?

En lo profesional y personal me ha ayudado a comprender que a pesar de todas nuestras diferencias, tenemos más puntos en común; ese aspecto y las mismas contradicciones que representan han sido influyentes en la producción de mi obra.

¿Cuál es la mayor influencia en la muestra Viajeros y errantes?

Nuestra propia  memoria, cuando miramos hacia atrás y recogemos de nuestra mente fragmentos de imágenes, algunas reales y otras totalmente alteradas por nuestra imaginación, además de la pregunta constante que me hice desde el inicio de esta serie ¿cuándo en el transcurso de nuestra vida se deja de ser viajero para convertirse en errante y viceversa? Esos dos aspectos fueron la mayor influencia en esta exposición.

Los personajes que aparecen en la exhibición ¿tienen alguna necesidad de expresar?

Como artista siempre tienes la necesidad de expresar algo, las respuestas se encuentran en quienes interactúan con nuestra obra. De ahí la importancia de la difusión de estas exposiciones, para hacer que el público se acerque a verlas.

¿Después de Viajeros y errantes qué sigue?

Continuar  trabajando.

La artista

Olga Chorro inició sus estudios en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado «La Esmeralda». En 1994 fue seleccionada por la Escuela de Artes Aplicadas en Viena, Austria, como artista invitada, obteniendo a su vez una residencia artística en dicho país. En 2011 fue seleccionada en el International Drawing Annual, INDA, en Estados Unidos.

La técnica que utiliza principalmente es el grafito, lápiz graso y medios que estén relacionados con el dibujo.

 

Algunas de sus obras:

No tienes que ser rico para viajar bien |Carbón y gesso sobre tela|50 x 60 cm|2016.

En la cima del mundo|Lápiz graso y óleo sobre madera|160 x 60 cm|2014.

El ser Humano| Carbón y óleo sobre madera|130 x 180 cm|2015.

Autobiografía| Carbón y óleo sobre tela|140 x 80 cm|2015.