El ejercicio físico es una gran forma de combatir el sedentarismo y mantenerse en forma, y esto lo saben de sobra los habitantes de la capital estadounidense; que por segundo año consecutivo fue elegida como la ciudad más saludable del país gracias a sus hábitos sanos en relación al ejercicio y a la cocina saludable.

El estudio, arrojado por la American Fitness Index -AFI-, afirma que la ciudad se destaca por contar con una amplia oferta de espacios creados para la realización de actividades físicas, como por ejemplo senderos para montar en bicicleta y más de 30 parques en donde es posible correr, caminar y hacer cualquier tipo de ejercicio y encuentro natural.

Esta urbe multicultural posee, también, una mezcla sana de espacios públicos e instalaciones recreativas, además de los museos más reconocidos del país. Entre los lugares más frecuentados para hacer ejercicio, se destacan el famoso canal Chesapeake and Ohio -C&O- que recorre casi 300 kilómetros de rutas que bordean el imponente río Potomac, saliendo desde Georgetown hasta la ciudad de Cumberland en el estado de Maryland; la imponente Avenida Massachsetts, mejor conocida como el camino de las embajadas, que ofrece un imperdible recorrido para los corredores de la ciudad; y el mundialmente famoso National Mall, que desde el Capitolio Nacional hasta el monumento de Abraham Lincoln y Jefferson cuenta con hermosos senderos peatonales que hacen que el ejercicio no se torne como una obligación, sino como una pasión.

Por esto y más, es claro que Washington se preocupa por mantener espacios abiertos para que sus habitantes y visitantes mantengan una vida sana. Es por eso que 96.3% de la población se encuentra a 10 minutos a pie de un parque, y sólo 25% de su gente sufre de obesidad.

Los secretos que guarda DC

Las bellezas del Río Potomac, uno de los principales atractivos de este destino estadounidense, se aprecia en todo su esplendor y majestuosidad durante todo el año. Navegar en botes, hacer kayak, trotar o caminar por los abundantes caminos que rodean sus riberas son algunas de las actividades que locales y extranjeros realizan a diario. Sin embargo, además de los lugares típicos y frecuentados, en DC se esconden espacios que han sido creados especialmente como ventana hacia el deporte, la salud y las actividades al aire libre. Estos son algunos de ellos:

El National Zoological Park es un hermoso parque con senderos llenos de árboles y vida natural que no son muy concurridos. A través de éste se llega al National Zoo, que por cierto es gratuito, y que alberga un amplio número de especies animales. Las personas usan estos trayectos especialmente para correr y trotar.

El Rock Creer Park, famoso por ser uno de los parques urbanos más grandes del país, es un amplio espacio que cuenta con aproximadamente 709 hectáreas con canchas de tenis, campos de golf, áreas de picnic y, lo mejor de todo, una magnifica estructura para correr, caminar y realizar ciclismo. El parque es también famoso por ser la más grande reserva natural de una zona que con el pasar de los años, ha sido completamente urbanizada.

En Great Falls, el Potomac adquiere ímpetu a medida que cae sobre una serie de rocas empinadas y fluye a través de un tramo un poco angosto. En medio de un bosque colorido, el Great Falls ofrece oportunidades para explorar un asombroso ambiente natural de alrededor 24 kilómetros cuadrados. En medio del recorrido se llega a tres puntos panorámicos, en donde se pueden apreciar las poderosas cascadas.

El East Potomac Park es, en definitiva, uno de los parques más visitados por los deportistas de la ciudad. Ubicado en la parte sur del Monumento de Jefferson y el Río Potomac, sus carreteras y caminos se han vuelto muy populares entre caminantes, ciclistas y corredores. Nada mejor que hacer ejercicio mientras se admira la grandeza del Monumento a Washington.

Anacostia Park es una de las zonas de diversión más extensas de Washington DC. Este parque se forma junto con el Parque Kenilworth, los Jardines Aquatic Gardens y el Kenilworth Marsh, en donde se encuentran campos de béisbol, baloncesto y tenis, además de zonas libres en donde la mayoría práctica yoga y otras rutinas de relajación.

La Theodore Roosevelt Island es una hermosa e imponente reserva ecológica en medio del Rio Potomac. Sus senderos conducen a los entusiastas deportistas a través de bosques y pantanos en donde pueden admirar una amplia variedad de animales.

El Sendero Capital Crescent es uno de los senderos más antiguos de DC, y uno de los más famosos de los Estados Unidos. El recorrido comienza en la parte trasera de la Universidad de Georgetown y abarca un poco más de 17 kilómetros, mientras ofrece inolvidables vistas del Potomac y del centro de la ciudad. En medio de su recorrido los entusiastas deportistas atraviesan un histórico túnel ferroviario. Esta es en definitiva una de las 11 mejores rutas urbanas para los corredores del mundo.