Tres recomendaciones para evitar que las zapatillas afecten a tus pies y rodillas.


La idea del poder que hay detrás de unos tacones ha sido ampliamente difundida por diseñadores y marcas, las tendencias de moda destacan a las zapatillas como una parte fundamental del atuendo y estilo de cada mujer. Tal como afirma Christian Louboutin, “los zapatos transforman tu lenguaje corporal y actitud, te levantan física y emocionalmente”.

Pero, ¿qué pasa cuando el uso de las zapatillas afecta la salud? Santiago Herrera de Juana, angiólogo y cirujano cardiovascular del Centro Médico ABC, advierte los riesgos del uso de tacón alto en espalda, rodillas y pies, y en menor proporción, en aspectos circulatorios, razones por las que recomienda utilizar tacón bajo, ancho o plataformas, así como, disminuir en lo posible el tiempo de uso de tacón alto.

La medida recomendada para el tamaño de un tacón es de dos centímetros, porque una zapatilla con un tacón de ocho centímetros provoca siete veces más esfuerzo en la punta del pie.

La altura excesiva en las zapatillas, también ocasiona que la espalda esté más recta de lo normal para equilibrarse; las rodillas se estiran excesivamente para mantenerse erguidas e; incluso, provoca deformidades como dedo de martillo y juanetes, además de tendinitis, artritis y artrosis.

Síntomas de que los tacones están causando problemas

Herrera de Juana explica que algunos síntomas que indican que los tacones están ocasionando daños a la salud son: Insuficiencia venosa que se manifiesta con sensación de pesadez y cansancio, comezón, ardor o inclusive dolor en las piernas más comúnmente en la zona de la pantorrilla.

Estos síntomas se van agravado conforme pasa el día, clásicamente las pacientes se despiertan sin molestia alguna.

Otra molestia característica es la hinchazón de tobillos que se manifiesta por la tarde y desaparece por la mañana al despertar, esto es debido a que han estado acostadas durante varias horas y eso mejora la sintomatología.

Pero como indudablemente, este bello accesorio en el atuendo de una mujer no dejará de estar presente, a continuación algunas recomendaciones de Salud y Ciencia BBC, que deben seguir las mujeres que utiliza este tipo de calzado:

  • Caminar descalza sobre los talones.
  • Cuando esté sentada, levantar la parte delantera de los pies, manteniendo los talones en su lugar.
  • Usar las zapatillas el mínimo tiempo posible.

En particular, las sugerencias para las mujeres que pasan la mayor parte del tiempo sentadas, para mejorar la circulación de las piernas:

  • Después de 45 minutos o una hora de estar sentadas es necesario pararse a caminar, aunque sea alrededor de la oficina, no es necesario caminar grandes distancias, porque el peor enemigo para los problemas circulatorios venosos es estar sentado o simplemente parado mucho tiempo.
  • Usar medias de compresión para ayudar a disminuir estos problemas.
  • Elevar las piernas.

Debido a que los tacones son parte de la imagen ejecutiva y la moda en general, el argumento médico de Santiago Herrera para considerar el uso de zapatos bajos como parte del atuendo es evitar la incapacidad a largo plazo que esto puede ocasionar por problemas ortopédicos y circulatorios.