Aún es tiempo, algunas recomendaciones para disfrutar tu regresar al trabajo.


Regresar de un periodo de descanso no siempre es sencillo. Dejar atrás las vacaciones y reintegrarse al trabajo o a la escuela ocasiona en muchas personas algo conocido como “síndrome o depresión postvacacional”.

Pero, ¿Cómo hacerle frente y reintegrarse con productividad a las tareas laborales?
Cuando las vacaciones terminan es inevitable sentir un poco de nostalgia; sin embargo, conviene adoptar una actitud positiva para afrontar los nuevos retos laborales y hacer que nuestro regreso a las actividades y al nivel de productividad anhelado, sea más veloz o incluso tomar estas pausas o descansos como debieran de ser… un aliciente para renovar nuestros compromisos y objetivos laborales y la oportunidad de encontrar la motivación necesaria para ser más productivos.
A continuación. AMECH comparte algunos sencillos consejos que confiamos serán útiles para regresar al trabajo de forma sencilla, si te tomaste unos días de descanso:
• Tómate tu tiempo para un regreso gradual a tu actividad regular.
• El fin de semana anterior o el día antes descansa y tómate unos minutos y planea tu semana.
• ¡Organízate! Programa tus tareas y pendientes y objetivos sin ser tan ambicioso.
• Disfruta tu tiempo libre.
• Integra hábitos más saludables en tu rutina.
• Conserva una actitud positiva.
• Busca actividades y objetivos que te motiven.
• Empieza a diseñar tus siguientes vacaciones y qué objetivos debes cumplir para lograr esa recompensa.