En entrevista con Liderazgo y Estilo, Riaz Khadem y Linda Khadem, autores del libro «Logrando la Alineación Total», charlan de cómo construyeron su modelo que sirve para superar los desafíos de larga data que afectan a muchas empresas.

Una compañía se desalínea cuando las personas persiguen objetivos y agendas que son incongruentes entre sí y que no se combinan para avanzar efectivamente en un solo propósito.

Los siguientes síntomas que afectan a las compañías, micro, pequeñas y medianas empresas  es la toma de decisiones toma demasiado tiempo, hay demasiadas reuniones, sobre carga de correo electrónico, falta de claridad y de empoderamiento, hay una comunicación selectiva, etc.

¿Qué significa para una empresa estar en «alineación total»?

Significa que todos en la compañía son altamente competentes realizando acciones que apoyan directamente la estrategia de la organización; la estrategia apoya la visión compartida; la visión compartida entrega el propósito de la organización; y ese propósito está alineado con las necesidades vitales de las personas.

¿Cuáles son las señales más comunes de desalineación?

La toma de decisiones se demora mucho; hay demasiadas reuniones; una sobrecarga de correos electrónicos; silos; falta de claridad sobre la responsabilidad; falta de empoderamiento en los niveles inferiores; la comunicación es selectiva y protege los intereses individuales; malestar general o falta de motivación; confusión y rumores.

¿Por qué la mayoría de las empresas no pueden unificar sus acciones y departamentos en torno a su misión?

Convertir la misión en acción requiere procesos alineados y que cada colaborador se adhiera a ésta  y a los procesos para llevarla a cabo.

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrentan las empresas para mantener su visión y enfoque a medida que crecen?

El mayor desafío es no tener una estrategia creativa para convertir la visión en realidad. Si las personas no están alineadas, sus energías pueden ser gastadas de otras maneras que no son congruentes, desperdiciando así tiempo y recursos.

¿Cómo descubrió que la alineación podía ser la respuesta para ayudar a las empresas?

Empezamos a trabajar con compañías y nos dimos cuenta de que los puestos de trabajo debían estar más directamente relacionados con la estrategia general de la empresa.

¿Difiere la alineación entre pequeñas empresas y grandes compañías?

No, es sólo una cuestión de escala. El proceso y los principios son los mismos.

¿De qué manera puede la alineación total aumentar la productividad?

Un aspecto único es la mejora de la productividad de los gerentes. Al medir la contribución de cada gerente a través de un cuadro de mando individual, se pueden eliminar los despidos y los puestos innecesarios. El subproducto es un menor número de gerentes enfocados en hacer más para avanzar en las metas de la compañía.

¿Cuáles son los otros beneficios de la alineación total?

Mejor ejecución de la estrategia; una cultura de colaboración; un lenguaje común en toda la organización; transparencia sobre el desempeño; y criterios justos para vincular el desempeño con la compensación. Además, cada gerente en cada nivel tendrá un claro entendimiento de las mejores prácticas para guiarlos.

¿Cuál es la mejor manera de medir el progreso de una compañía hacia la alineación?

Cada gerente debe llenar encuestas anónimas para evaluar la alineación existente y para medir el progreso a lo largo del camino hacia la alineación.

¿Cómo pueden las empresas vincular la compensación con la alineación?

Los scorecards permiten a las empresas capturar la contribución de cada individuo en forma mensual, de manera que puedan compensarlos de manera justa en función del nivel de su contribución.

¿Cómo es una empresa completamente alineada?

Tiene un propósito unificado, una visión clara y una estrategia alineada con la visión.