Para el equipo de Retiro de la compañía global líder en asesoramiento, corretaje y soluciones, sería ideal que el 6.5% de aportaciones que actualmente se hace, se duplique y alcance el 13.5%; sin embargo, habría que buscar medidas óptimas a tomar para que el impacto de esto no repercuta en la productividad, ni en el poder adquisitivo del empleado.


Actualmente, el envejecimiento acelerado y la falta de conciencia de la gente en cuestión de pensiones, hará más difícil una jubilación exitosa, donde cada trabajador pueda seguir gozando del mismo nivel de vida que tenía hasta su retiro. Mensajes de alerta sobre procurar el ahorro individual no han sido suficientes para que la gente comprenda que sus ingresos podrían reducirse al 20% de su último sueldo registrado en el esquema de seguridad social.

Lo anterior fue advertido por los expertos en Retiro de Willis Towers Watson, quienes destacan también el bajo nivel de aportación hacia la seguridad social por parte del gobierno, empresas y empleado.

“La aportación del 6.5% que hoy en día se realiza en seguridad social, y que aproximadamente se divide en 80% por parte de la empresa, 15% empleado y 5% gobierno federal, no es suficiente, y aunque se pretenda que estos números se incrementen, primero tendríamos que hablar de brindar incentivos fiscales para que no haya una repercusión en la productividad, por parte del patrón, y en el poder adquisitivo, por parte del empleado”, coinciden en afirmar Jorge Alarcón, director general de la Práctica de Retiro para México; y Gustavo Espinosa, Director de Investment de Willis Towers Watson.

Y agregan: “El problema de la falta de ahorro de las personas para su retiro, no es precisamente porque no quieran ahorrar, es porque no hay suficiente conciencia del problema y/o no saben cómo resolverlo; además de que no hay un hábito ni una cultura para hacerlo”.

Por lo tanto, señalan que una mayor comunicación e información de cómo ahorrar, cómo deducir, así como promover esquemas privados de ahorro, que sean complementarios a las Afores, por parte de gobierno federal, haría una gran diferencia.

De acuerdo con Jorge Alarcón, “no hay tanta conciencia de ahorro porque tampoco hay la experiencia de vida; la gran mayoría de la gente que hoy se está jubilando, todavía lo está haciendo con la ley anterior del Seguro Social, que está dando más del doble de lo que estará dando la Afore, por lo tanto, a las personas que les corresponde la Ley del ’97 y que ven a sus similares jubilarse, dicen ‘no le va tan mal, está bien’, además de que venimos de un esquema de solidaridad familiar donde todavía se jubilaba el papá, el abuelo y todos ayudaban, pero las nuevas generaciones son de uno o dos hijos, o ninguno, entonces el panorama cambia porque no va haber forma de ayudar”.

Aunado a lo anterior, añade, está el incremento en la expectativa de vida; una persona de 60 años, con seguridad social, por ejemplo, su expectativa es de más de 20 años, lo que agrava aún más la situación.

Si además consideramos que, como consecuencia al cambio generacional, las empresas han prejubilado a sus empleados antes de los 60 años, esto implica un mayor reto para las personas que, o bien, tendrán que emplearse nuevamente (lo cual es difícil por la edad y seguramente con un salario menor), vivir de sus ahorros o esperar a cumplir los 60 años para recibir una pensión del Seguro Social que será reducida por ser ‘cesantía en edad avanzada’.

En general, el panorama de las pensiones no es muy alentador, sobre todo si se habla de una jubilación con la Ley del ’97; es decir, para dos personas que empezaron a trabajar, una en junio de ese año, y otra en julio, y se jubilan el mismo día, el panorama será completamente distinto.

Modelo de pensiones para México
Sin embargo, y tomando en cuenta todo lo anterior, los expertos de Willis Towers Watson proponen el siguiente modelo de pensiones que podrían apoyar la consolidación de un sistema de seguridad social sólido y funcional para México:

• Duplicar el 6.5% de aportaciones.

• Devolver el 100% de incentivo fiscal para los planes ofrecidos por las empresas.

• Ampliar el margen de deducibilidad para aportaciones personales (actualmente la deducción de las aportaciones a la subcuenta complementarias de la Afore o planes personales de retiro están limitadas).

• Promover cursos de Finanzas personales con el fin de enseñar a ahorrar para el retiro a la gente, cómo distribuir el ingreso, cómo tomar decisiones financieras, etc.
Y si aún tenemos dudas de la importancia del ahorro para la jubilación, añaden los especialistas, habría que recordar que existe un tope de cotización el cual limitará el ingreso una vez que se llegue el momento de la jubilación, que probablemente será de 15,000 pesos mensuales. Sin embargo, esta cifra estará condicionada a tener 65 años, con más de 35 años cotizados en el Seguro Social.

Willis Towers Watson (NASDAQ: WLTW) es una compañía global líder en asesoramiento, corretaje y soluciones que ayuda a los clientes de todo el mundo a convertir el riesgo en un camino para el crecimiento. Con raíces que datan de 1828, Willis Towers Watson tiene más de 40,000 empleados que prestan servicios en más de 140 países. Diseñamos y entregamos soluciones que administran el riesgo, optimizan los beneficios, cultivan el talento y expanden el poder del capital para proteger y fortalecer a las instituciones y a los individuos. Nuestra perspectiva única nos permite ver las intersecciones críticas entre talento, activos e ideas, la fórmula dinámica que impulsa el rendimiento empresarial. Juntos, desbloqueamos el potencial. Aprende más en www.willistowerswatson.com