Por Dermoconsejera de Marti Derm, Experta en cuidados de la piel. 

En sólo un segundo puedes decidir cambiar de vida, hacer esa llamada que pensabas imposible, pedir perdón, decir te quiero o gritar ¡viva la vida!…

¿Te imaginas entonces todo lo que podrías llegar a hacer en cinco largos y preciosos minutos?

Empecemos por algo sencillo: come fruta. Ya sea a media mañana o a media tarde. Que el gusanillo te pille comiendo sano. La fruta y la verdura previenen numerosas enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad o el cáncer. Y, además, te ayudan a ir al baño. ¿Es o no es recomendable comer fruta?

Sube escaleras y camina. Nos parapetamos en la prisa para coger el ascensor o evitar caminar en cualquier situación. Mal. Subir las escaleras es una manera de ganar tiempo, ya que aprovechas el desplazamiento para hacer ejercicio y fortalecer glúteos. Y lo mismo pasa con los pasos que nos “mal ahorra” un taxi, un autobús, el coche o la moto: son pasos que hemos dejado de caminar y que nuestro cuerpo y nuestra cabeza echarán de menos.

Estira. Es decir, deja todo lo que estés haciendo durante cinco minutos y realiza diferentes ejercicios de relajación o estiramientos. Levántate de la silla, ponte derecho y, despacio y sin forzar, haz el gesto de decir que no y después, el de decir que sí. Luego vuelve a sentarte y echa el cuerpo hacia delante hasta que te cuelgue la cabeza. Estirarás toda la espalda y las cervicales. ¡Ah! Y respira…

Medita. Con música relajante y una vela aromatizada si es posible. Y si no lo es simplemente cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Observa, no juzgues, escucha tu cuerpo, aléjate del mundo, … Volverás nuevo. ¡Y solo en cinco minutos!

Antes de salir de casa dedícate como mínimo cinco minutos. Observa tu aspecto, péinate, sonríe y dite a ti mismo: “Estás fenomenal. Y hoy va a ser un gran día. No importa si no pienso lo mismo que todo el mundo, si no encajo o si alguien no está de acuerdo contigo. No-pasa-nada. Y aunque solo sea por hoy, me voy a permitir que sea así.”

¿No es sorprendente la cantidad de cosas que puedes hacer en cinco minutos que pueden mejorar notablemente tu vida? Eso es crecer con inteligencia, aprovechar el momento, quererte, ser feliz. Eso es #SmartAging..