Gestión adecuada de la incertidumbre, factor decisivo del éxito empresarial.


IPADE Business School realizó el 11º Foro Istmo que reunió a 300 representantes y altos directivos de empresas.

La forma de reaccionar ante la incertidumbre puede significar un rotundo éxito o un fracaso dentro de la empresa. Con esta premisa, IPADE Business School llevó a cabo la onceava edición del Foro Istmo, bajo el título “Gestiona la Incertidumbre”, el cual reunió a 300 invitados, entre directivos, empresarios y participantes de los Programas de IPADE.

En esta ocasión, el Foro buscó fomentar un diálogo enriquecedor en torno a un tema central: el manejo adecuado de la incertidumbre y la transformación de los negocios y sus líderes para lograr ser resilientes, así como la innovación y la construcción de la confianza del consumidor en tiempos de alta volatilidad de los mercados.

“Si bien los tropiezos son una fuente de aprendizaje, aprender a manejar la incertidumbre potencia las posibilidades hacia lo positivo, al incitar al empresario a estar alerta, a ser dinámico y a mejorar sus capacidades de manera constante”, describió durante la inauguración, Carlos Ruiz González, Presidente del Consejo Editorial de Istmo.

El también Profesor del Área de Política de Empresa en IPADE, presentó una visión de la Teoría de Juegos como estrategia ante la incertidumbre: “Las decisiones no dependen solamente de nosotros sino de lo que hacen los demás. Una de las cosas esenciales de un director es su capacidad de diagnosticar, lo que implica saber qué ocurre en el entorno para tomar una decisión. Sin embargo, a veces no es fácil saber lo que va a pasar”, señaló.

Para formular una estrategia ante la incertidumbre hay que anticiparnos a lo que harán los demás. La teoría de juegos considera posibles decisiones de otro jugador y demuestra que las decisiones no siempre son racionales”, agregó Ruiz González.

Por su parte, en la ponencia “La transformación de los negocios ante la incertidumbre y los retos sociales”, Juan del Cerro, fundador y director de Disruptivo.tv y Socialab México, sostuvo que las utilidades dejaron de ser la vocación primordial de la empresa para ser un agente de revolución social, modelo para el que el manejo de la incertidumbre es clave en la consecución del éxito: “Una de las grandes incertidumbres es si mi empresa genera valor social. Cada vez son más las empresas que demuestran que con una estrategia de negocios pueden resolver problemas sociales. Como emprendedores sociales, además de generar utilidades, tenemos el desafío de que nuestros productos tienen que ser buenos. Si no empezamos a tener modelos de negocio que generen valor social más allá de simplemente generar utilidades, el mercado nos va a castigar”.

En el panel  “El consumo en tiempos de incertidumbre”, Oliver Patch, Manager  Managing Director en Kantar Consulting México, habló de los factores que generan alta volatilidad de los mercados y la incertidumbre que ello produce en el consumidor, situación para la que considera la innovación como un factor clave para obtener la confianza de las personas en las empresas privadas y ello desemboque en crecimiento sostenido.

“La demanda por parte del consumidor está en constante cambio, por lo que el crecimiento es algo que no se puede seguir asegurando. Sin embargo, las empresas que son capaces de transformar su marco conceptual y de actuación para centrarlo en el consumidor, serán capaces de generar una conexión significativa que permita descifrar las reglas detrás de nuevas demandas”, señaló.

Fabián Ghirardelly, Country Manager de Kantar Worldpanel Mexico, reafirmó que “en medio de un entorno con cambios tan importantes y acelerados, poner al centro de  nuestra agenda a las personas me parece crítico”.

Alberto Vargas, VP de Kantar Millward Brown, hizo hincapié en que “las marcas deben tener una relación tanto racional como emocional con el consumidor. En tiempos de incertidumbre, el que yo tenga la claridad de lo que es y no es una marca me van a dar seguridad de la experiencia de cliente que voy a recibir”.,

Gabriela Vázquez, Qualitative director en Kantar TNS México, sostuvo que “(la incertidumbre) es interesante porque en ella se gestan cambios de paradigmas y hábitos, los cuales construyen los códigos individuales, sociales y culturales”.

Gwenaëlle Gerard, Directora General de ResponSable, empresa afectada por el sismo del 19S, exploró la incertidumbre a partir de la tragedia que conmocionó al país el año pasado como un ejemplo de toma de decisiones que generen resiliencia en la empresa en situaciones extremas: “El cambio es una constante en la vida y nadie es exento. La resiliencia es la capacidad de adaptarse a los cambios negativos y de reponerse lo más rápido posible, por lo que nunca hay que desperdiciar una buena crisis: es la gran oportunidad de aprender, cambiar y trascender”.O

Miriam Dávila, Learning Manager para Latam en WeWork, consideró que enfrentar la incertidumbre implica romper el paradigma de la vulnerabilidad, salir del área de confort y dar una oportunidad al cambio: “Hay que utilizar la vulnerabilidad como moneda de cambio, romper el paradigma de sentirnos con el control y estar abiertos a que las cosas sucedan.”Guillermo Quiroz Abed, Consejero Independiente de Grupo Financiero Santander, ofreció su experiencia para el análisis de la incertidumbre como factor a resolver durante la toma de decisiones en la empresa, al considerar que “la incertidumbre es parte esencial de la existencia. Quien no lo entienda, está condenado al fracaso”.

Yvette Mucharraz y Cano, Profesora del Área de Dirección de Personal en el IPADE y que realiza una investigación doctoral sobre el uso de redes sociales y el desarrollo de la resiliencia, dijo que “el futuro es impredecible y nunca está de más construir un capital sólido, soportado por una red de colaboración basada en la confianza, así como desarrollar la resiliencia de manera personal y grupal para lo que pueda venir”.