La tortilla de maíz nixtamalizado aporta una serie de nutrientes básicos para la dieta del mexicano, los cuales no los ofrece ningún otro alimento sustituto de la tortilla en México.


Luis Alberto Flores Lucero, Director de Tortillerías La Flor De Jalisco, inició operaciones en junio de 1968 con la inversión del padre del actual administrador, quien era pescador y reunió los recursos para comprar una tortilladora, una paila, un molino y una mezcladora de masa.

«En la actualidad somos un grupo de seis tortillerías ubicadas en diferentes puntos estratégicos de la ciudad de Guaymas Sonora», explica Luis Alberto Flores Lucero.

Producen alrededor de 250 toneladas de maíz al año con el cual fabrican su propia masa fresca de nixtamal, atienden a más de medio millón de clientes al año, y los principales productos  que elaboran son Tortilla de maíz y también frituras de maíz (tostadas y totopos).

«Desde nuestros inicios hemos trabajado para preservar un tradición ancestral como lo es la tortilla de maíz nixtamalizado, la cual aporta una serie de nutrientes básicos para la dieta del mexicano, los cuales no los ofrece ningún otro alimento sustituto de la tortilla en México», asegura.

Para incrementar sus ventas comenzaron nuevos proyectos como participar para formar parte del programa Adopta una PYME.

Una vez que lograron ser parte de este proyecto lograron hacer contacto con gente que da impulso a sus productos dentro de Walmart Super Center, Sam´s y Bodega Aurrera, así como servicios de promotoría compartida y darse a conocer en diferentes expos y presentaciones del mercado alimenticio nacional.

«También, colaboradores del programa nos han ayudado a ver el desempeño de los productos en las tiendas y a canalizarnos a las áreas adecuadas para la atención de nuestras necesidades como proveedores. En general nos han hecho sentir bien y acompañados en todo el proceso de crecimiento en las ventas que hemos tenido gracias a Dios en esta año y de ventas en las tiendas de Walmart Super Center», expresa Flores Lucero.

Luis Alberto tiene como mantra tres frases para su día a día en su negocio:  “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. “Hasta que se cansen de mí y me hagan caso” y “hay difíciles pero no imposibles”.

De acuerdo a su experiencia este directivo de 47 años recomienda a otros emprendedores perseverar y ser disciplinados, ya que estas dos cualidades son muy importantes ante todo crecimiento profesional, «esto se vuelve más importante cuando algo que empujas y parece no avanzar se desatora y comienza a rodar, entonces debes mantenerlo bajo control y no bajar la calidad aunque la cantidad aumente».

Alberto dice que hay muchas empresas que tienen algo, un producto, un servicio, muy bueno y que les daría gusto compartirlo con otros, pero cuando el mercado, producto y servicio se ponen en contacto… la historia apenas comienza, por eso no hay que aflojar el paso, hay que tener metas claras y una vez que surjan oportunidades aprovecharlas hasta llegar a la meta, sólo para tener otra más alta. Walmart ha sido para ellos un puente muy importante entre productos y el consumidor final.

«También hay que conocer los límites que el negocio tiene, sin sacrificar la calidad por la cual somos reconocidos», finaliza.

Contacto: http://laflordejalisco.mx/