¿Alguna vez te has preguntado por qué los atletas a menudo hacen ejercicio o tienen una sesión de entrenamiento temprano en la mañana? Esto tiene una explicación muy fácil, se debe a que nuestro cuerpo es más eficiente después de haber descansado con una gran noche de sueño.

Sin embargo, para complementar lo anterior, Herbalife te brinda cinco consejos para lograr un gran día gracias a los beneficios del ejercicio y la actitud positiva:

  • Concéntrate: una sesión de ejercicios temprano por la mañana te dejará libre el resto del día y te permitirá concentrarte en lo que necesites lograr. Trata de dedicar parte del tiempo de ejercicio para decidir cómo pasarás el resto del día para que así puedas aprovecharlo al máximo.
  • Establece prioridades: muchos planean hacer ejercicio, pero pocos terminan haciéndolo por las cientos de cosas que tienen que hacer. Trata de establecer prioridades para que tus planes no se estropeen.
  • Sé positivo: mejora tu estado de ánimo con una dosis natural de hormonas sanas, el ejercicio favorece que se liberen endorfinas felices en el cuerpo. Empezar el día con una sesión matutina generará una sensación feliz y positiva que afectará tu vida y la de las personas con quienes interactúas a lo largo del día.
  • Logra: el éxito y la sensación de victoria te ayudarán a adquirir confianza. Existen pocos sentimientos que sean mejores que lograr una meta, tanto en los deportes como en la vida, al crear buenos hábitos  logras el objetivo de estar activo.
  • Metaboliza: Las sesiones matutinas de ejercicio pueden ayudarte a quemar más grasa a lo largo del día. Al comenzar el día haciendo actividad física también estimulas el metabolismo y obligas a tu cuerpo a aprovechar la energía para regenerarse durante el día, el ejercicio puede mejorar tu metabolismo de reposo, lo cual puede hacer que tu cuerpo sea más eficiente al quemar calorías.

Recuerda que comenzar el día de manera positiva puede mejorar tu desempeño en otros aspectos de la vida. Al hacer que la sesión de ejercicios sea de las primeras cosas que hagas cada día, pronto, la convertirás en un hábito.