El comercio formal de la Ciudad de México ha tenido que invertir hasta 9.7 por ciento más de sus ingresos en seguridad, debido al incremento de la delincuencia, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Humberto Lozano Avilés.

El dirigente empresarial manifestó que es un hecho que la criminalidad en la Ciudad de México va en aumento. Por ejemplo, señaló que se han incrementado los asaltos a repartidores en 21 por ciento, en comparación con el año pasado.

“Se han tenido que aumentar los costos en los comercios por todas estas medidas de precaución, de seguridad; hemos tenido que hacer inversión, ya sea en cámaras de videovigilancia, en contratar a una compañía de alarmas, de alertas, o incluso, policía bancaria o seguridad privada”, puntualizó.

Agregó que los comercios han tenido que absorber esos costos adicionales, de los muchos que ya tienen que hacer, y es un porcentaje altísimo que no pueden seguir pagando porque todo esto va en contra de las utilidades, y no pueden subir los precios de los bienes y servicios que comercializan.

El líder del comercio establecido en la capital indicó que el sobrecosto en seguridad ha sido impulsado en buena parte por el nuevo Sistema de Justicia Penal, que por sus vacíos da facilidades a la delincuencia, pero también por la falta de actuación de todos los niveles de procuración de justicia, llámese Secretaría de Seguridad Pública o Procuraduría capitalina.

En este contexto, consideró urgente que en el inicio del periodo vacacional de verano se endurezcan las acciones contra la delincuencia, ya que el sector espera un incremento de 13 por ciento de ventas.

Según los cálculos más conservadores de las autoridades, se cree que en este periodo haya alrededor de tres millones 500 mil visitantes y una derrama de 17 mil 125 millones de pesos, por lo que es necesario que los paseantes no vean como insegura a la Ciudad de México.

Humberto Lozano puntualizó que los beneficios económicos que esperan dejará la temporada de verano, deben cuidarse, garantizando la seguridad de los turistas y no afectar lo que se ha hecho para hacer crecer este rubro en el que se ha trabajado incansablemente para hacer atractiva a la capital del país.

En cuanto a la ocupación hotelera, que hoy se ubica en 78 por ciento, prevé que alcance 92 por ciento en los próximos días, toda vez que aún se sigue viendo a la Ciudad de México como un lugar seguro y se deben dar más garantías a quienes la visitan.

Con información de Notimex.