Alguna vez me he preguntado por qué las redes sociales tienen el boom que han tenido, ¿qué representarán para el ser humano, que se volvieron parte de la vida cotidiana e incluso una adicción para un gran número de personas?

¿Será que Facebook y las redes sean la mejor plataforma para ser quien se quiere ser?, o ¿será sólo un espacio de desahogo para mucha gente que no sabe en dónde expresar sus sentimientos, emociones y pensamientos?

Facebook específicamente ha llamado mucho mi atención, ya que he podido percatarme profesionalmente que muchos de los contenidos de las fotos, de los comentarios y de lo que se publica en general, no coinciden con la vida real de las personas. ¿Será que es el espacio perfecto para dar rienda suelta al narcisismo, al yo ideal, a las fantasías, al deseo, al anonimato, a la vida paralela que muchos pueden buscar para tratar de mitigar, es decir tratar de negar, ciertos aspectos de la vida real que cuestan trabajo aceptar?

Es interesante pero el mundo de las redes sociales en específico Facebook, parece el lugar exacto en que las personas pueden ser quienes quieren ser, filtros en las fotos interminables de cada momento, fotoshop, viajes, felicidad, estabilidad emocional, es decir, vida perfecta, incluso para dar rienda suelta a deseos sombríos.

Parece que ahí no hay lugar para muchos aspectos de la vida que sí pasan. Es curioso que además de lo anterior, parece generar competencia, envidia, rivalidad, vouyerismo, persecución, así como frustración, comparación constante, autodevaluación y ansiedad. Se convierte en sentimientos ambivalentes que reflejan el amor y el odio por sí mismo, por las personas y en realidad deja entre ver la relación de la persona con el mundo.

Claro que es importante mencionar que todo tiene varios lados y otro lado de las redes sociales y Facebook es la capacidad que tiene para unir personas, brindar ayuda, apoyo y grandes fuentes de contacto con instituciones e información muy valiosa.

Así que, ¿alguna vez has pensado cuál es tu relación con Facebook? Tal vez sea una buena oportunidad de conocerte más y reconocer algo que te pudiera estar pasando que te esté costando trabajo aceptar. A veces los detalles de la vida ocultan un gran significado.

Si encuentras que hay algo pendiente, no olvides que siempre puedes acudir con los especialistas para acompañarte en este viaje de autoconocimiento y reflexión.

 

Mtra. Tania Padilla Mallen.

Directora del Centro de Análisis Psicológico.

www.quieroconocerme.com