Los cosmédicos de Minerälessenz están hechos a través de nanotecnología y biofotónica para brindarte una nueva opción en el cuidado y belleza de tu piel. ¡Te van a encantar!


Este proyecto surgió como una necesidad, una vez que los médicos le diagnosticaron siete enfermedades en la piel a Yetli Delgado, ahora directora general y creadora de Minerälessenz, ya que estos padecimientos no le permitían utilizar ningún producto cosmético. “Hubo un momento en el que no tenía cejas, ni pestañas, fue un tema muy fuerte”, platica Yetli.

En lugar de deprimirse se dio a la tarea de investigar sobre las enfermedades que padecía y descubrió que no había en el mercado productos cosméticos que le ayudarán, entonces decidió emprender en el área de los denominados cosmédicos, los cuales dan todos los beneficios de los cosméticos con la diferencia de que cada uno de sus ingredientes da múltiples beneficios naturales a la piel.

Soriasis, dermatitis atópica, dermatitis solar y diversas alergias por los ingredientes de los cosméticos que usaba como los aceites, polvos y bases de maquillaje, fueron algunas de las enfermedades que resolvió con la creación de los nuevos productos. Con este proyecto, también ha beneficiado a más de 500 mil mexicanos que tienen soriasis y en el caso de las mujeres a quienes les es muy difícil usar los maquillajes comerciales.

“En la parte de color los maquillajes son más nutritivos, porque los extraemos de la tierra y como el canal para traspasar de alguna manera la piel aplicamos nanotecnología en nuestros productos de color y tratamientos, inclusive de la línea capilar. Todos los productos son 100% naturales y orgánicos, desde la máscara de pestañas, hasta bases para maquillajes”, explica Yetli Delgado.

En las bases para maquillaje tienen muchos nutrientes que al mismo tiempo son tratamiento todo gracias a la nanotecnología que son partículas muy pequeñas invisibles a los ojos pero que traen grandes beneficios a la piel.

En cuanto a los maquillajes son polvos que se convierten en una fina crema que no reseca, porque no contienen talco, la sensación es como aplicarte una crema fina que deja un acabado de porcelana. Este maquillaje dura 18 horas sin necesidad de retocarlo y también es aprueba de agua.

Los diferenciadores en la parte de tratamiento de todos los productos es que no son productos convencionales que sólo se quedan en la epidermis, porque biológicamente y clínicamente no hay manera de que una partícula de una crema penetre a la dermis, la única forma es que haya algún conductor como calor, algún laser o radiofrecuencia, para que los productos penetren la piel, porque una crema como tal no penetra si no hay un conductor; entonces lo que nosotros hicimos fue utilizar la nanotecnología para que nuestros productos pasen la berrera de la epidermis para llegar a la dermis, donde se generan las arrugas por las bajas de producción de colágeno, elastina y ácido hialuronico que permiten la formación de las arrugas.

“Con nuestros productos al penetrar hasta la dermis estamos atacando el problema de raíz al hidratar, nutrir y emulsionar la piel, pero además los nutrientes que contienen promueven la regeneración celular de afuera hacia adentro y viceversa”, explica la experta.

Otro diferenciador de Minerälessenz es la utilización de biofotónica, se trata de una tecnología nueva de Alemania, que está compuesta por los fotones de luz que las plantas toman del sol, los cuales son parte fundamental de los ingredientes de sus tratamientos, el resultado de esta técnica es que proporcionan más luminosidad natural a la piel. “Se recupera la luminosidad natural de una piel joven para que no se vea opaca y da resultados hasta en rostros de 50 años”, asegura.

Yetli Delgado estudió ingeniería en sistemas y tiene especialidad en Telecomunicaciones, pero cuando tuvo la necesidad de remediar su salud se puso a estudiar para ayudarse y profundizó sus estudios en nanotecnología y ahora también trabaja directamente con laboratorios que están establecidos en Israel y Estados Unidos especialistas en nanotecnología y genética.

Pertenece en la Asociación Nacional Anti-envejecimiento en Estados Unidos y trabaja con un grupo de científicos que analizan todos los productos en el mercado para calificar que tan dañinos son de acuerdo a los ingredientes que contienen.

Más que vender productos está es una misión

Ahora los médicos y las personas atribuyen que las pieles comienzan a cambiar por la edad y la verdad es que las pieles cambian porque las estamos bombardeando con ingredientes que no son benéficos y por la mala alimentación.

Por esa razón, “está es una misión, no sólo pretendo vender productos, por eso me preocupa escuchar a las personas que a partir de que llegan a los cuarenta años se sienten viejas y todos sus problemas de piel y de salud físicos en general son la edad, pero los datos que hemos analizado en esta asociación es que realmente lo que nos lleva a esos temas de mala salud y cada vez más casos de cáncer y cambios radicales en nuestro físico están más bien relacionados con los hábitos que con la edad, aunque no quiere decir que la edad no haga estragos”, asegura la directora general de Minerälessenz.

Los hábitos que más fastidian a la salud de la piel son:

  • La comida, es decir los malos hábitos alimenticios.
  • Llevar una vida sedentaria, por ejemplo, las personas cada vez usan más el auto, caminan poco y suben menos escaleras.
  • Usar productos cosméticos de baja calidad, ya que de los 200 mil ingredientes que se utilizan en la industria cosmética, sólo 16 mil han sido probados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), “los demás no sabemos de donde provienen y qué problemáticas pueden causar, es preocupante porque la industria no está regulada”, expresa.

Respecto al tercer punto la directiva reitera que “todos estos ingredientes al no saber qué me van provocar mejor es evitarlos porque hay pruebas de que el PH está cambiando, ya que la mayoría son derivados del petróleo, los conservadores igual como los parabenos, sulfatos, etcétera, los cuales pueden provocar cáncer”. Razón por la que la especialista recomienda a las consumidoras leer las etiquetas y procurar comprar artículos personales y de belleza que tengan ingredientes naturales.

Los productos de esta marca pueden ser utilizados por una piel hipersensible y por una piel normal. Han curado más de seis mil casos de acné en México y Estados Unidos, asegura Delgado. Y debido a que invierten más bien en la calidad del producto que en mercadotecnia, publicidad y empaque, los precios son accesibles.