El empoderamiento de la mujer en los últimos años ha sido muy claro, cada vez notamos que las mujeres tienen mayor injerencia en las compañías, son emprendedoras e independientes, y muchas de ellas se destacan por alcanzar el éxito profesional y a la par llevar a cabo uno de los trabajos más complejos: ser mamá.

En ocasiones pensamos “¿Pero cómo le hacen?” y es que un bebé implica el inicio de una bella etapa en la familia pero también un ajuste en las actividades cotidianas, prioridades, tiempos y decisiones.

Aquí es cuando llega un tema crucial, el sueño. Cuando una mujer no duerme bien difícilmente puede obtener los mismos resultados en su trabajo y en su día a día. De acuerdo a La Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se ha comprobado que una vigilia considerable puede ocasionar errores similares a los que comete alguien alcoholizado.

Además de esto, la PROFECO señala que la somnolencia diurna, consecuencia de no tener un sueño reparador, es la segunda causa (la primera es el alcoholismo) de accidentes laborales en nuestro país.

Dado este panorama la marca JOHNSON’S, pensando en todas las mujeres que quieren tener un equilibro entre su vida laboral y la familiar, desarrolló una alternativa para ayudar a que toda la familia duerma mejor.

Si estás en esta etapa de la maternidad toma nota de este ritual para que tú y tu bebé duerman mucho mejor:

  • Comienza con un baño tibio
  • Posteriormente, se le da un masaje suave al bebé
  • Y por último, el momento tranquilo(como leerle, cantar u oír música)

Esta nueva campaña de JOHNSON’S, “Hoy Dormimos todos”, no tiene como único objetivo que el bebé duerma bien, sino que las mamás también descansen y mejoren sus días. Los resultados que se obtienen son realmente atractivos. Después de una semana de haber probado el ritual, el bebé concilia el sueño 37% más rápido, despierta con 38% menor frecuencia y por menos tiempo.

La mamá mejora:

  • 36% menos tensa
  • 54% menos enojada
  • 53% menos triste
  • 45 menos cansada
  • 35% menos confundida
  • 22% más energía

Todos estos aspectos influyen directamente en el desempeño de un adulto, por lo que este ritual promete ayudar a todas las mamás y a mostrarles que el éxito laboral y la maternidad ¡sí se llevan bien!