La fecha límite para aplicar al programa go•to•market de Stanford en la Ciudad de México se extiende hasta el 1 de agosto. Algunos proyectos seleccionados contarán con una beca parcial.


El programa Stanford go•to•market, próximo a llevarse a cabo por segunda ocasión en la ciudad de México del 13 al 18 de noviembre de 2016, extiende su plazo de inscripciones hasta el 1 de agosto debido al gran interés de los candidatos. Está diseñado para emprendedores, innovadores, científicos, ingenieros y estudiantes con ideas de negocio potenciales que se encuentren en desarrollo estratégico o de planeación.

El programa precisa que los participantes examinen sus ideas desde todos los ángulos, lo cual les ayuda a identificar las fortalezas y debilidades de sus planes”, comenta Baba Shiv, Director del programa go•to•market. Están entusiasmados con los proyectos de emprendimiento que han visto en México, por ello decidieron ampliar el periodo de inscripciones para que más emprendedores conozcan y vivan el programa.

La fecha límite para aplicar al programa es el 1 de agosto de 2016, los organizadores recomiendan a los interesados ingresar su solicitud lo antes posible, de esta manera, podrán ser elegidos para obtener una beca parcial. Los candidatos son seleccionados para asistir al programa con base en el alto potencial de éxito de sus ideas.

Este programa es intensivo y consta de seis días de duración, en los cuales los participantes experimentarán habilidades prácticas de negocio y tendrán acceso a herramientas para conocer al mercado, los consumidores y el entorno, mientras aprenden cómo mejorar su modelo de negocio y tácticas para presentar su idea ante inversionistas de una manera convincente y exitosa.

Es impartido por reconocidos académicos a cargo del programa de MBA de la Escuela de Negocios de Stanford. El temario incluye lecturas, evaluación de casos, grupos y paneles de discusión, así como pláticas con invitados expertos en diversos temas.

Los participantes deberán contar con un título profesional, además de dominar el idioma inglés, ya que el curso completo se imparte en este idioma. La idea deberá contar con las bases para poder desarrollarse y poner en práctica en no más de dos años a partir del inicio del curso. Contar con patentes, premios o compromisos por parte de los inversionistas y/o clientes fortalece las solicitudes.