Saber a ciencia cierta que las neuronas no tiene sexo, que la victimización no es viable si quieres tener éxito y la importancia que deben tener las alianzas entre el género femenino son algunos de los retos que menciona la delegada como parte de la estrategia de una mujer exitosa.


Con su amplia trayectoria como empresaria y política, Xóchitl Gálvez es uno de los ejemplos de que el éxito se lleva en la mente, en la determinación de prepararse día a día, así como en hacer la diferencia entre pensar hacer algo y hacerlo. Como muestra de ello comenzaremos por recordar que se convirtió en la primera mujer mexicana en recibir el reconocimiento como uno de los 100 líderes Globales del futuro del mundo en el Foro Económico de Davos en Suiza, en el año 2000, cuando tenía 36 años de edad.

Años antes en 1992, inició como emprendedora al crear su propia empresa High Tech Services, dedicada al desarrollo de proyectos de alta tecnología, proyectos de ahorro de energía y automatización de procesos. Su objetivo era traer las innovaciones tecnológicas al país para no depender de empresas extranjeras.

La representante del Partido Acción Nacional, PAN, en la delegación Miguel Hidalgo es Ingeniera en Computación egresada de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.

Gálvez recuerda que en la época en que recibió el reconocimiento en Davos ya había trabajado mucho en su Fundación Porvenir, apoyando a niños con problemas de desnutrición en zonas indígenas del país, y que fue esa mezcla entre empresaria y empresaria responsable con la sociedad lo que la hizo ser parte de dicho reconocimiento y descubrir que para ella ayudar a las personas es más importante que sólo enriquecerse.

Bill Gates a través de todas las causas que ha impulsado es uno de los principales líderes que la inspiró para dedicar parte de su tiempo al trabajo social. “Desde entonces tenía claro que quería usar mi talento no sólo para hacer dinero, sino para transformar a mi país”.

Tenacidad y preparación en busca de recursos

La ingeniera y política recuerda que cuando comenzó su empresa “no tenía dinero, pero sí mucha enjundia, trabajo y decisión. Empecé High Tech con dos mil dólares, los invertí y sólo me alcanzó para rentar una oficina bastante sencilla por Avenida División del Norte, una línea telefónica, un escritorio y pedí fiado un plotter y una computadora, ahí nació una importante empresa que ahora va a cumplir 25 años”.

Xóchitl Gálvez opina que en México los jóvenes profesionistas con entusiasmo de emprender no tienen la cultura y las bases sólidas para hacerlo, porque en las universidades no les enseñan nada de esto. Los educan por lo general para ser empleados de empresas.

La delegada cree que es preciso abrirles camino a los jóvenes que quieren comenzar su negocio dándoles capital de trabajo, haciendo patentes y enseñándoles que no es necesario empezar con una oficina en la Torre Mayor, “pueden empezar en un garage como lo hizo Apple”, recuerda.

Después de 25 años su negocio es una empresa consolidada y dice que eso se construye poco a poco de manera sostenida, ya que eso de crecer de la noche a la mañana es una utopía. “Lo importante es tener una idea, un producto sólido y la tenacidad para entender que el éxito es un proceso que lleva tiempo”.

Al respecto en la delegación Miguel Hidalgo están creando nuevas alianzas para que los jóvenes que quieran iniciar un negocio lo hagan de manera permanente. También para los emprendedores que son electricistas, albañiles, etcétera habrá programas para certificarlos y así darles sustento técnico a sus conocimientos y mecanismos de promoción a través de las redes sociales.

Ayer presentaron el Convenio con IguanaFix se trata de una aplicación para que vecinos de la Miguel Hidalgo que se certifiquen en la delegación ofrezcan sus servicios en el mercado laboral de la delegación.

Una nueva perspectiva para los programas asistencialistas

Al ser humano cuando le exiges da su mejor esfuerzo, pero de lo contrario, si resuelves sus problemas esa persona no va a crecer, no se va a desarrollar, expresa Xóchitl Gálvez. Por eso una estrategia clave durante su administración es aplicar algo así como ese proverbio chino que dice: “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”.

Su plan es no apoyar con dinero y despensas, por ejemplo a las madres solteras como lo hacen en la mayoría de las delegaciones de la Ciudad de México, ahora el reto es ayudarlas a encontrar trabajo y colaborar en su preparación y estudios, “obviamente es menos cómodo pero es un apoyo más durable porque vamos a hacer que salgan adelante por sí mismas y eso es mucho mejor”.

Respecto al populismo opina que es interesante porque busca mantener cautivos a los ciudadanos para que voten por ellos, “entonces ellos están en una lógica de buscar votos, yo en una lógica de crear ciudadanos, prefiero 100 mujeres que fueron capaces de salir adelante y que tienen un empleo con capacitación laboral a 1000 mujeres que tienen un programa de mil pesos”.

¿Qué mentalidad debe tener una mujer exitosa?

Si bien es cierto que cada mujer que está en busca de nuevos objetivos tiene un plan, nunca está de más alguna o algunas recomendaciones extras que permitan quitar algunas piedras del camino y así avanzar con mayor certeza y facilidad. Razón por la que Gálvez comparte su opinión respecto a la mentalidad que debe tener una mujer que desea tener éxito.

El primer tema que menciona es que “entre las mujeres es importante tener en cuenta que las neuronas no tienen sexo, no somos más, ni somos menos inteligentes que las de los hombres”. Es básico tener claro que la inteligencia entre mujeres y hombres es la misma.

El segundo aspecto que recomienda para tener una mentalidad exitosa es el desarrollo de aptitudes diferentes, por ejemplo “nosotras tendemos a ser más emocionales y eso en los negocios no ayuda, debemos aprender a ser fuertes y superar los fracasos rápidamente no ponernos a llorar. Aunque seguramente por las hormonas que tenemos somos un poco más sentimentales; los hombres son más fríos, no digo que lleguemos a esa frialdad, pero sí aprender a contener las emociones y disciplinarlas, porque no se vale llorar en público porque nos fue mal, ni modo nos aguantamos y a seguir adelante”.

El tercer aspecto a vencer es no victimizarse. Xóchitl Gálvez asegura que la discriminación existe en diferentes ámbitos, pero ante esta situación dice que no hay que victimizarse por el hecho de ser mujeres. “Lo que tenemos que hacer es prepararnos, para decir soy una mujer preparada, talentosa, sé trabajar y las oportunidades se van a abrir. Hay mujeres que le juegan a la victimización, pero no, la mentalidad debe de ser preparse para ser capaces de hacer ese trabajo, esa es una visión totalmente distinta”.

Las alianzas entre las mujeres es el cuarto tema que destaca la política y empresaria. “Tenemos que aliarnos con otras mujeres, ya sean nuestras hermanas, nuestra madre, amigas, las mujeres que nos apoyan en el trabajo doméstico y ser solidarias con ellas, las alianzas son indispensables para salir adelante como mujeres”.

Por último, dice que tratar a las parejas con respeto es parte del éxito en los negocios. “No porque en un momento dado tengamos un mayor ingreso económico, que es mi caso, debemos maltratarlos porque tampoco nos gustan que nos maltraten. Esta situación debe verse como algo normal porque ahora es común que una mujer gane más que un hombre; además quién dijo que los hombres tienen que ganar más que las mujeres, ¿en dónde está escrito?”

Respecto a la diferencia de salarios que cada vez hay más entre mujeres y hombres, asegura que ahora sólo es cuestión de acostumbrarse a que las mujeres también pueden y ganan más que un hombre y que en algunos casos los hombres tendrán que hacer ciertas actividades domésticas y desde su punto de vista esa acción no está mal porque si la mujer trabaja fuera de casa el hombre debe atender el rol de amo de casa. “A mí me pasó cuando me integre al Gabinete, mi esposo me ayudó mucho con mis hijos Juan Pablo y Diana que eran pequeños para recogerlos en el colegio, por ejemplo, porque él tenía un trabajo más flexible que el mío y no por eso debemos sentir que tenemos esposos mandilones”.

Los roles que jugamos como parejas son momentos, porque Xochitl comenta que a lo mejor hay un momento en donde los hombres tienen el rol de mayor tiempo fuera de casa y viceversa y que eso forma parte del éxito. “El éxito también tiene que ver con el equilibrio familiar, empresarial, profesional o inclusive con tu entorno social”.

Que más mujeres se atrevan a entrar a la política porque todavía hay pocas

Respecto a la participación de las mujeres en la política, hace una invitación. “No es fácil, sí hay trancazos, pero si le pegan den trancazos no hay que dejarse. Creo que hay pocas mujeres en la política por temores de que esto es muy sucio y porque creen que los trancazos es un tema para los hombres y no también son para las mujeres, porque nos hacen fuertes y nuestra presencia le viene bien a la política para darle un enfoque diferente a las políticas públicas”.

En su red social, @XochitlGalvez se define como “empresaria, luchadora social e impulsora del social business, muero por el fútbol” y sobre todo si se trata del Cruz Azul.