“Numerosos estudios han comprobado que la diversidad enriquece la toma de decisiones y mejora los resultados financieros de las empresas”, asegura Martha Belden, Asociada Senior de Strategy&, parte de la red de PwC.


Aunque cada vez más empresas generan las condiciones necesarias para aumentar y retener el talento femenino por ser uno de los factores cruciales en sus agendas, sólo 5% de los puestos en consejos de administración son ocupados por mujeres entre las 250 empresas que encuestó PwC para el desarrollo del estudio Mujeres Ejecutivas: Lo que ellas quieren de las empresas en México. 

“Estamos convencidos de que tener mujeres en las empresas es de suma importancia para tomar las decisiones de mejor manera”, comenta Carlos Navarro, especialista de PwC. Porque las mujeres además de traer beneficios económicos en las empresas, aportan a los equipos de trabajo un estilo más colaborativo, son más empáticas que los hombres y aumentan la inteligencia colectiva con puntos de vista diferentes, por lo que se pueden definir y ejecutar mejores estrategias.

La primera cuestión en la que deben trabajar las compañías para incrementar la diversidad, es ofrecer a oportunidades de crecimiento y un plan de carrera dentro de la organización. El estudio analiza los mecanismos más eficientes para incrementar la participación de las mujeres en las empresas, 72% consideran que la posibilidad de crecimiento dentro de la empresa es un atributo que valoran las mujeres cuando eligen donde laborar.

La flexibilidad de horario es otro factor determinante, donde las mujeres puedan negociar alternativas y horarios para poder balancear su vida personal con la vida laboral. La cifra indica que 47% de ellas opina que las políticas de flexibilidad de sus empresas nos las benefician además de que sienten que las ponen en desventaja frente a los hombres.
Los hombres en México ganan 21.5% más que las mujeres de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), incrementándose hasta 40% esta brecha cuando se trata de niveles directivos. El estudio de PwC por su parte expuso que 56% de las mujeres opinan que los sueldos de los hombres, con niveles de responsabilidad similares, son más altos.

Para motivar a las mujeres en las organizaciones, es vital crear estrategias que cierren esta brecha salarial y promover la igualdad entre hombres y mujeres, no sólo en esta cuestión, sino también en la igualdad de oportunidades.