El home office ayuda a tener un estilo de vida saludable, sin embargo, hay algunos lineamientos que es recomendable seguir.


En los próximos años, sólo 20% del trabajo se realizará en oficinas y espacios tradicionales mientras que el otro 80% se realizará desde diversos puntos en donde se puedan tener los recursos necesarios como acceso a internet, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ante esa situación las empresas han comenzado a plantearse un esquema laboral de home office.

Esta tendencia sin duda es una disyuntiva para las empresas, porque al no tener visibilidad de las actividades o la organización de tiempos de los colaboradores, existe constante incertidumbre acerca de si las metas se están cumpliendo o no. La predicción de que en algún momento 80% del trabajo se hará en esquema remoto, es tal vez algo ambicioso y optimista, pero es en realidad un desafío que apunta a la pregunta: ¿podrás adaptarte?

Cristina Ávila, Learning Activaton Leader de Mondelēz International a nivel Latinoamérica, asegura que para direccionar de manera efectiva las ventajas que ofrece la adaptación tecnológica y la adaptabilidad de los espacios de trabajo y que éstas aumenten verdaderamente la productividad laboral

“Uno de los principales pasos al interior de las empresas es entender la tecnología como un aliado y no como un distractor”, destaca.

Esta práctica en realidad tendrá más ventajas que obstáculos, como la flexibilidad de los colaboradores en cuestiones de trabajo, lo que representa ahorro económico, reducción en los tiempos de traslado y mejora en la calidad de vida, comenta Cristina, quien se encarga de enfocar recursos para desarrollar las habilidades y el talento al interior de Mondelēz, donde trabaja desde hace cinco años y lleva más de tres trabajando vía remota, lo que le ha permitido alcanzar un balance entre su vida personal y laboral.

Para Mondelēz International, empresa especialista en snacks a nivel global, la responsabilidad con el bienestar de todos los colaboradores es parte misma de la cultura de operación. “Buscamos el crecimiento del negocio cuidando el bienestar de nuestro planeta y de nuestra gente” puntúa Cristina.

Por recomendación mundial, el home office ayuda a tener un estilo de vida saludable, sin embargo, hay algunos lineamientos que es recomendable seguir para poder llevarlo a cabo correctamente.

Perfil del colaborador ideal para home office o trabajo remoto

Si bien la tecnología y los nuevos modelos de comunicación permiten que esto sea posible, deben adaptarse rápidamente a los retos que implica trabajar desde casa, pues de lo contrario el home office puede ser un elemento que, lejos de incrementar la productividad, reduzca el desempeño del colaborador si no se mantienen los incentivos correctos.

La generación de los millennials, es decir las personas nacidas entre 1980 y el año 2000, serán las más preparadas para adaptarse a la nueva fase, no obstante el desafío se presenta igual para todos los colaboradores.

Cinco recomendaciones para ser un trabajador efectivo en un esquema de home office.

  1. Adecuar un espacio físico en donde se concentren todos los elementos necesarios para trabajar con normalidad y así reducir al mínimo los distractores.
  2. Contar con un servicio adecuado de telecomunicación, ya sea telefonía fija o remota. El internet y la línea telefónica son elementos indispensables para poder realizarlo.
  3. Separar los asuntos de la casa de los de la oficina. Crear y respetar un cronograma es vital para lograrlo.
  4. Es importante adoptar y adaptarse a los nuevos esquemas laborales, pues cada día más empresas comienzan a implementar estas modalidades de trabajo.
  5. Construye un check list, en el que el compromiso sea la principal característica entre los colegas y los equipos de trabajo y donde se registren las metas que se van alcanzando. Esto evitará calificar las actividades de un colaborador con base en mis propias actividades.