“Del total de la empresas tercerizadoras de RH que conocemos 90% no cumplen con la Ley Federal del Trabajo”, Laura Obregón Bermúdez, Presidente de la AMECH.


En México hay un dicho que dice que el que no tranza no avanza, una frase que se ha convertido en una cultura arraigada al menos entre las empresas que tercerizan el servicio de recursos humanos, sucede que existen en el país más de 800 empresas que hacen alguna actividad relacionada con tercerización de dicho servicio y de ese número tal vez 90% de ellas no cumplen con la Ley Federal del Trabajo, expresa Laura Obregón Bermúdez, Presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Ante esa situación la AMECH tiene como objetivo certificar a las empresas tercerizadoras de recursos humanos para que si no todas, la mayoría comiencen a trabajar en la formalidad respetando los derechos de los trabajadores.

“Nosotros sólo conocemos a 20 empresas que trabajan en la legalidad que son las que forman parte de AMECH, quizás hay más que también cumplen pero sólo conocemos a 20”, dice Laura Obregón.

Está asociación inició operaciones en el año 2002, pero el crecimiento fuerte ha sido en los últimos años, porque tanto los clientes de las empresas de tercerización como las empresas de tercerización cada vez hacen más conciencia de la importancia de la formalidad en el empleo y en el cumplimiento de obligaciones. La ejecutiva dice que ambas partes se están dando cuenta que deben hacer un frente común en contra de las empresas simuladoras que básicamente son las que no les pagan a los empleados lo que se debe pagar de acuerdo con la ley.

“Nosotros cada que contratamos a un trabajador lo hacemos en nómina, lo que implica pagarle su salario y su Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, con el mismo sueldo que percibe, no dándolos de alta en el seguro social con un sueldo menor; tampoco los hacemos firmar renuncias anticipadas y respetamos la privacidad de tus datos personales cuando termina la relación laboral”, explica.

Recurrir a prácticas que ahorran dinero en la nómina de las empresas es una actividad cotidiana cuando el servicio es tercerizado, es decir que la mayoría de estas empresas para ahorrarles dinero a sus clientes registran a los trabajadores en el IMSS con un sueldo menor al que en realidad perciben. Esta situación perjudica a los empleados, por ejemplo, al momento de pedir una incapacidad, al pensionarse o en caso de una liquidación, porque la cantidad que recibirán será menor a la que realmente están percibiendo

Para evadir las obligaciones patronales lo que las empresas simuladoras hacen es crear sindicatos que no son auditables, pagar por honorarios, por honorarios asimilables a sueldos o argumentando que los trabajadores en lugar de ser trabajares son socios o cooperativistas.

Un trabajo difícil pero no imposible

Laura Obregón quien tomó el cargo en AMECH en febrero de 2015, comenta que para combatir estas prácticas ilegales en el área de recursos humanos en la asociación están haciendo una fuerte campaña de publicidad para que los trabajadores haga conciencia de las consecuencias que tendrá al aceptar un contrato bajo condiciones inadecuadas, como un contrato con un salario menor, por ejemplo.

Destacó, también, que en 2015 se asociaron cuatro empresas más, lo que aumentó de 16 a 20 asociados, por lo tanto incrementaron los empleados tercerizados de forma regular ante la ley. “Este año ya tenemos varios prospecto que están en proceso de certificación para obtener el sello de calidad. Esperamos tener nuevos asociados para 2016”.

Para conocer a la asociación y el trabajo que realizan, así como los beneficios del trabajo formal, Laura invita a los lectores a visitar su página web http://www.amech.com.mx/

En cuanto a la parte jurídica, la líder de AMECH comenta que ésta se divide en la relación con las autoridades para regular esta industria y establecer lineamientos que diferencien aquellos que están simulando de los que no simulados.

Con Infinavit, AMECH firmó un convenio para promover el empleo formal tercerizado. Con la Secretaria del Trabajo están trabajando sobre la NMX que tiene como objetivo fijar los lineamientos que las empresas tienen que cumplir para ser unas empresas tercerizadoras formales. “No sabemos si los trámites para esta norma finalizarán durante mi período de gestión, el cual finaliza en diciembre de este año, pero ya está en marcha”.

“Es una cultura muy arraigada del que no tranza no avanza, por eso es una tarea difícil pero no quiere decir que sea imposible. Para cuidar los intereses de nuestras propias empresas porque estamos convencidos de que somos empresas honestas y estamos contribuyendo a la economía y trabajo formal en México”, asegura Obregón.

A las empresas que son sus clientes les recomienda que no corran riesgos porque al contratar a una empresa que no te da garantía de cumplimiento legal tarde o temprano llegará una auditoria que pondrá en evidencia las prácticas ilegales.

Laura Obregón estudió derecho y trabaja en la empresa que fundó su familia hace 35 años llamada Technicon que brinda servicios de tercerización.

Al preguntarle, casi al final de la entrevista, qué libro les recomendaría a los lectores, repondió: “que lean la Ley Federal del Trabajo para que sepan que debe contener su contrato y cuáles son sus derechos como trabajadores y también sus obligaciones. Entérense qué derechos tienen al ser contratados como trabajadores, qué y cuándo tienes que recibir tu pago, qué impuestos vas a pagar como trabajadores para evitar prácticas indebidas”.

Para ella ser un líder es “se diferencia por su integridad, por la autoridad que genera a través de sus conocimientos, carisma y por las decisiones que toma para influir de forma positiva en otras personas para lograr un objetivo”.