En México la brecha salarial de las mujeres respecto de los hombres, en promedio, es de entre 15 y 20% menos, en un trabajo en el que desempeñan las mismas actividades, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, OIT.


Ese porcentaje desigual aumenta hasta 40% cuando se trata de mujeres en puestos de alta dirección, de acuerdo con el documento “Mejores prácticas de diversidad e inclusión laboral” de la Amcham.
Guy Ryder, Director General de la OIT, dijo que los progresos en materia de igualdad de género en el trabajo continúan siendo insuficientes y aún persiste la brecha salarial de género tanto para las mujeres con y sin hijos.

El directivo de la OIT indicó que “al ritmo actual, sin una acción dirigida, la igualdad salarial entre hombres y mujeres no será alcanzada antes de 2086, es decir, dentro de al menos 71 años”.

El alcance de la brecha de remuneración entre hombres y mujeres varía según el sector, la ocupación, el grupo de trabajadores, el país y el tiempo. La brecha normalmente es inferior en el sector público en comparación con el sector privado y es mayor en los trabajadores de más edad, “cuantas más mujeres se encuentren en una determinada categoría de trabajo, menores serán los salarios de todos los trabajadores de esa categoría”.