Al escribir un capítulo más en la historia estadounidense, Hillary Clinton, la exsecretaria de Estado, expresó que una barrera adicional fue quebrada a favor de las mujeres en Estados Unidos, al proclamarse anoche como la primera mujer en ganar la nominación de uno de los dos grandes partidos de este país.


La precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton se proclamó anoche como la primera mujer en ganar la nominación de uno de los dos grandes partidos en Estados Unidos, tras imponerse en las elecciones primarias del estado de Nueva Jersey.

“Juntos aseguramos la nominación demócrata. Es la primera vez en la historia de Estados Unidos que una mujer será nominada presidencial de uno de los principales partidos”, exclamó Clinton sonriente, ante una ruidosa multitud de seguidores congregados en Brooklyn.

Clinton, quien perdió la nominación presidencial demócrata en 2008 ante el ahora presidente Barack Obama, consideró su victoria como un “momento histórico” para las mujeres.

Aunque no precisó las cifras, afirmó que cuenta con el número de delegados necesarios, que entre los demócratas es de dos mil 383 delegados; esta suma incluiría a los superdelegados, que son miembros del partido que están al margen del voto popular.

Clinton afirmó que las actuales elecciones son únicas en el país, debido a que no sólo se esgrimen los usuales argumentos entre demócratas y republicanos sino que esté en juego la noción misma de Estados Unidos.

La exprimera dama se concentró en el virtual aspirante presidencial republicano, Donald Trump, a quien calificó como “temperamentalmente incapacitado” para ser presidente.

“No sólo quiere construir un muro entre Estados Unidos y México, sino quiere amurallar a los estadunidenses entre sí”, señaló.

Clinton aseveró que el lema de campaña de Trump, “Hacer a Estados Unidos grande otra vez”, es un manera velada de decir que es preciso hacer retroceder al país al momento en que las oportunidades y la dignidad no eran accesibles a todas las personas.

“Cuando Trump dice que un juez distinguido nacido en Indiana no puede hacer su trabajo por su ascendencia mexicana, cuando se burla de un reportero con discapacidad o llama cerdas a las mujeres, va en contra todo lo que respaldamos”, insistió.

Clinton llamó a la unidad en el Partido Demócrata y felicitó a su rival, el senador por Vermont, Bernie Sanders, por haber competido en “una campaña extraordinaria” que introdujo varios temas de la agenda progresista en el debate nacional.

A pesar de la proclamación que reivindicó Clinton, Sanders no ha admitido la derrota y ha insistido en que se mantendrá en la puja presidencial hasta la Convención demócrata que se realizará en Filadelfia el 25 de julio próximo.

Sanders ha manifestado que los superdelegados no deben ser contados aún en la carrera, dado que de manera oficial declararán su respaldo hasta la convención del partido, pero las probabilidades del senador son muy remotas.

Con información de Notimex.