Aumenta mortalidad de mujeres en México por problemas cardiovasculares.


En el país ocurren al año por lo menos 55 mil muertes de mujeres por enfermedades cardiovasculares, lo que equivale a una cada 10 minutos. Convirtiéndose en la primera causa de fallecimiento entre esta población de más de 25 años.

Esta cifra se atribuye a que “la mujer cada vez va desarrollando diferentes roles en nuestra sociedad, lo que le implican más estrés. Hoy no solamente es el ama de casa, la que cuida a los hijos, la docente y la que va a trabajar, sino también la proveedora del hogar”, dijo Alejandra Madrid Miller, Presidenta de Iniciativa por el Corazón de la Mujer.

En el caso particular de la Ciudad de México destacó que las mujeres mueren con más frecuencia que los hombres por enfermedad cardiovascular. Mencionó que una causa presente tiene que ver con la idiosincrasia y las razones culturales. Por ejemplo, la mujer tarda mucho en atenderse, pues se preocupa más por cuidar a la familia y se desatiende, lo que implica un retraso en el tratamiento.

Alejandra Madrid destacó que Iniciativa por el Corazón de la Mujer pretende hacer una amplia difusión, educación y prevención de esos problemas de salud porque se ha demostrado que la información puede reducir de manera importante la prevalencia.

Aun cuando existe la percepción de que ellas fallecen principalmente como consecuencia de cáncer de mama, lo cierto es que los problemas cardiovasculares las mata más que todos los cánceres juntos, coincidieron Guillermo González Ramírez, Fundador de la Asociación Mexicana de Cardiólogos de México (Ancam), y Alejandra Madrid Miller y Ana Elena Ancona Vadillo, Presidenta y Vicepresidenta de Iniciativa por el Corazón de la Mujer.

Madrid Miller expuso que estadísticas de 2001 a 2013 reflejan que aumentó casi 60% la mortalidad en mujeres de más de 25 años, específicamente si la causa es el infarto agudo del miocardio y la angina de pecho.

Por lo que recomienda medir cotidianamente la presión arterial, peso y masa corporal. Además de pruebas para detección de colesterol y glucosa en sangre.

Si bien es cierto que una mujer tiene un retraso de 10 años para presentar una enfermedad del corazón, respecto al hombre, si se controlan diferentes factores de riesgo se puede ampliar ese margen de manera importante.

En su oportunidad Ana Elena Ancona, también adscrita del Departamento de Cardiología del Hospital General de México, remarcó la importancia de prevenir la enfermedad y alertó que por cuestión racial en la mujer hispana se presenta 10 años antes que en las que no lo son.

Para evitar factores de riesgo recomendó no fumar, mantener un peso adecuado y, principalmente, protegerse durante la menopausia, cuando se pierde la protección natural que ofrecen las hormonas.

También hacer ejercicio y vigilar que la presión arterial esté en niveles óptimos, pues el mal control de esas cifras se manifiesta en insuficiencia cardiaca, así como controlar el azúcar en sangre.

Con información de Notimex.