No hay estilos buenos o malos, todos tienen fortalezas y cualidades; siete ejemplos de Universal Style te dicen qué cuidar y qué aprovechar en tu atuendo.


Alguna vez te has cuestionado ¿qué transmites cuando llegas a algún lugar sin decir una sola palabra? ¿Cómo eres percibida… quizás como arrogante, tímida, alegre, gentil, etcétera? Pero lo más importante, te has preguntado ¿si estás transmitiendo lo que deseas ante las personas?

Es importante conocer las respuestas a esas preguntas, para que transmitas lo que realmente deseas porque sin duda es la clave para lograr un mayor impacto al mensaje que buscas comunicar.

La clave para lograrlo depende en gran medida del estilo en que te manejes. Porque a través de éste enviarás una infinidad de mensajes sin decir una sola palabra. El estilo es una manera de expresar tus gustos y preferencias. No hay estilos buenos o malos, todos tienen fortalezas y cualidades sumamente atractivas, lo que debes pensar es “si te funciona o no”, es decir, debes estar segura de que a través de él eres coherente con quien eres y con tus objetivos.

Para entender con mayor facilidad los estilos y ubicar cuál es el ideal para ti, existe el manual Universal Style, donde definen muy bien las distintas personalidades expresándolas a través del vestuario, peinado, maquillaje, lenguaje corporal y voz.

A continuación algunos consejos que están en el manual, ¿con cuál te identificas?:

  1. Natural: representa a aquellas personas enérgicas, optimistas y que poseen una gran capacidad para relacionarse con la gente. Les gusta lucir ropa sencilla y cómoda, llevan un maquillaje y peinado natural.

Lo que debes cuidar: En ocasiones pueden lucir una imagen desaliñada.

Lo que debes aprovechar: Tu sonrisa es lo que más llama la atención de ti, no lo olvides.

  1. Tradicional: ideal para aquellas personas que les guste lucir conservadores, profesionales, responsables y eficientes. Suelen elegir prendas sencillas, con cortes estructurados y atemporales como sacos, pantalones rectos, camisas, colores neutros y estampados discretos.

Lo que debes cuidar: Cuida no parecer uniformado todos los días, hay colores más allá del negro, gris o azul marino.

Lo que debes aprovechar: Tu forma de vestir te hace lucir intelectual, es perfecto para un ambiente laboral.

  1. Elegante: nos habla de una personalidad con autoridad, refinamiento y alto estatus. Funciona para las personas que se toman tiempo para elegir sus prendas, maquillarse y estar bien peinadas siempre, les gusta la calidad en su vestuario y lucir adecuados para cada ocasión.

Lo que debes cuidar: corres el riesgo de lucir ostentoso cuida las prendas con marcas visibles.

Lo que debes aprovechar: provocas admiración y deseo de ser imitado debido al cuidado de tu imagen, nunca lo pierdas.

  1. Creativo: identifica a personas espontáneas, originales, libres y con talento. Les gusta vestir diferente, combinan los colores, texturas y estampados con facilidad, lucen divertidos e innovadores. Les gusta cambiar el peinado constantemente.

Lo que debes cuidar: recuerda que el exceso de estampados, colores o texturas te harán lucir ridículo.

Lo que debes aprovechar: tu imagen siempre lucirá fresca y llamativa, los accesorios son perfectos para ti.

  1. Romántico: tu imagen proyecta un mensaje de gentileza, cálido y bondadoso. Suelen crear mucha empatía con la gente y transmiten jovialidad. Sus colores predilectos en su vestuario son los tonos pastel, utilizan encajes, gasas, tul, moños y estampados como lunares, flores o fantasía.

Lo que debes cuidar: perderás credibilidad si exageras con el uso de los tonos pastel, encajes, corazones o flores, te verán cursi o ingenua.

Lo que debes aprovechar: Las personas siempre se sentirán cómodas contigo debido a tu buen trato.

  1. Seductor: personas atractivas, sensuales, les gusta llamar la atención y lucir alguna parte de su cuerpo. Se sienten cómodos con prendas ajustadas, transparencias, faldas cortas y cabello llamativo.

Lo que debes cuidar: el vestuario muy seductor porque pierde credibilidad en el trabajo.

Lo que debes aprovechar: posees mucha seguridad en ti misma, imprescindible para cualquier actividad.

  1. Dramático: representa a las personalidades dominantes, sofisticadas y agresivas. Se inclinan por prendas totalmente novedosas y a la moda, con mucha textura como la piel o el animal print. Les gusta ir bien maquilladas y suelen cambiar el peinado frecuentemente.

Lo que debes cuidar: procura elegir colores suaves, puedes causar docilidad y sumisión.

Lo que debes aprovechar: tu estilo es muy atractivo, cuida siempre la calidad en tus prendas para no verte corriente.

Para finalizar te propongo hacer el siguiente ejercicio, lo puedes practicar: en un parque, centro comercial, o bien ver en una revista, observa a la gente y trata de sacar conclusiones sobre la imagen y mensajes que proyectan a través de su vestuario, su forma de caminar, maquillaje o peinado. Busca el estilo que más se identifique contigo y procura ser siempre congruente con el reflejo de ti mismo.

 

Directora de la empresa Imagen en Equilibrio, .

Twitter: @imageneneq

Facebook: Ximena De Icaza y la de empresa Imagen en Equilibrio

www.imagenenequilibrio.com