Una recomendación básica para mejorar tu imagen, un consejo sobre comunicación asertiva y las principales inseguridades de hombres y mujeres son algunos de los temas de los que nos habla, Carolina Bejar, consultora y couch de imagen.


 

“Todos deberíamos buscar a un asesor de imagen, como ahora la mayoría busca a un entrenador físico, porque la realidad es que inconscientemente al conocer a una persona nos pasan por la mente una serie de adjetivos calificativos debido a la imagen que se proyecta, aumentando o demeritando el talento de esa persona”, asegura Carolina Bejar.

Sin importar el tamaño de tu empresa o el cargo que desempeñas, una asesoría de imagen es fundamental en el desarrollo profesional para proyectar de forma eficaz los valores de la marca y así lograr el éxito que planeas.

Carolina Bejar, consultora y couch de imagen, comenta que parte de su estrategia consiste en trabajar de la parte interior a la exterior de cada persona, partiendo de que la imagen no es una cuestión de valores y de que no hay buena o mala imagen, sólo existe una imagen asertiva, poderosa y confiable en cada persona.

“Rescatar la individualidad es fundamental porque es un factor determinante, para identificarse como una marca poderosa y recordable. A la par se da mucho valor a la consistencia y congruencia, a través de un mensaje claro, especifico y poderoso; no importa lo que hagas, trabajamos desde la imagen de ama de casa que tiene que dar esa proyección ante los hijos, mujeres que necesita salir a trabajar y proyectar otro tipo de seguridad, confianza y hasta los roles de liderazgo donde las mujeres empoderadas deben transmitir seguridad y fortaleza”, explica la especialista en imagen personal.

Una recomendación básica

Una recomendación que aplica para todas las personas en cuanto a imagen personal es trabajar las fortalezas internas, es decir rescatar quién eres y cómo quieres ser percibido.

Carolina dice que todos rescatamos el valor por la familia, al querer ser ejemplo de nuestros hijos y las personas con quienes trabajamos. A partir de ahí los valores comienzan a ser diferentes, dependiendo de casa persona, algunos rescatan el valor de la confianza, otros el valor de ser un líder o de ser ejemplo, etcétera. Para lograr el objetivo final no hay una receta que te diga cómo debes vestir si eres una buena ama de casa, porque cada persona es distinta y lo importante es que se sientan seguras con su esencia.

Consejo sobre comunicación asertiva

Como parte del éxito en tu imagen, la congruencia juega un papel determinante, por eso debes ser congruente con lo que dices, en lo que haces y cómo lo dices. La congruencia y veracidad es muy importante, por ejemplo, en comunicación debes tener una proyección ordenada, dominar el mensaje que quieres dar y ser asertivo en que se dice.

“Cuando las personas se dan la oportunidad de proyectarse y aprender cuáles son sus mejores colores, a tener una comunicación asertiva, todas las estrategias de comunicación abrirán una puerta enorme en tu vida y en tu negocio”, asegura la especialista en imagen.

Se trata de una ilusión óptica

Al recurrir con un asesor de imagen no se hará magia para potencializar sus cualidades y aspecto, es a partir de una ilusión óptica la que logra que las personas te vean como tú quieres que te vean, porque la ropa no te va a vestir tú vas a vestir a la ropa. A partir de definir qué te pones y cómo te lo pones, cómo lo combinas y cuáles son los colores que te quedan mejor, entonces se crea la imagen que vas a dar.

Principales inseguridades

En general, las mujeres somos muy críticas con nosotras mismas, platica Bejar, y en especial si les preguntas qué es lo que más les preocupa de su cuerpo, casi 100% de ellas dirán que su peso, en cambio los hombres ponen más atención en su estatura y cuánto y cómo se proyectan, recurrentemente hablan de si son muy altos y miden más y las mujeres se preocupan por el peso, sin importar cuál sea.

Pero ¿qué tan importante es el peso?, Carolina Bejar asegura que no es contundente, aunque especifica que si se trata de alguien con sobre peso sí habría que trabajar esa parte, pero en general existen estrategias para proyectarse de la mejor manera, para verse más altas y delgadas y tener esa seguridad en su imagen como un hábito al conocer las formas para lucir de la mejor manera.

¿Por qué las Pymes deben invertir en su imagen?

Todos nos vendemos, por eso nuestra imagen es lo más importante que tenemos detrás de las marcas, la mayoría invierte mucho en logotipos y en páginas de internet olvidándose de su persona, sin darse cuenta que la que está al frente de los negocios es la ejecutiva por eso deben preparar una imagen que ayude a tener más éxito. Por eso debería estar entre nuestras prioridades asesorarnos para reflejar mayor confianza a nuestros clientes, empleados, familia, etcétera.

Por ejemplo, Carolina Bejar asegura que en dos segundos cierras las oportunidades de negocios si no te presentas de la forma adecuada. “Hay estudios muy importantes donde se estable que el impacto de tu imagen en los primeros dos segundos, es decir lo que te toma de entrar de la puerta a dejar un currículum. Las cifras indican que 60% de los reclutadores dicen que en esos dos primeros segundos del 100% de tu proyección 55% tiene que ver con tu apariencia, 38% con tu comunicación no verbal y 7% con comunicación verbal; esto quiere decir que la ropa, los colores, cómo te peinaste y te presentaste tiene un impacto de una decisión de 55%. Así como la forma en que caminaste, cómo cargaste la bolsa, si te equivocaste y traías el celular en la mano derecha al momento de saludar y perdiste esos segundos de impacto, esos aspectos tienen una contundencia de 93% al momento de decidir si te contratan o no. Esta cifra impacta tanto en áreas de reclutamiento como en una junta de negocios o cierre de ventas”.

La retribución al trabajar tu imagen se verá reflejada en una mayor seguridad, movimientos más asertivos, una presencia empoderada y proyectarás más confiabilidad, para tener mayor posicionamiento.

Carolina Bejar, tiene el rango internacional AICIP que forma parte de la Asociación Internacional de Consultores de Imagen, la cual tiene 54 representaciones alrededor del mundo. También cuenta con el estatus de CIP que quiere decir Consultor de Imagen Profesional; este grado lo tienen 136 personas en el mundo de las cuales sólo cuatro están en México y Latinoamérica, dándoles veracidad y posicionamiento importante para sus clientes.